La tendencia de la doble limpieza proveniente de la cultura japonesa, que otras orientales como la coreana o la china comparten, y que parece ganar seguidoras en España. Maribel Yébenes, Instituto de Belleza y Medicina Estética con más de 40 años de experiencia, propone un protocolo de triple limpieza para rostros que necesitan un extra de cuidado y con productos aptos para todo tipo de pieles.

limpieza

El maquillaje, la grasa o la contaminación ensucian nuestro rostro. Limpiar la piel a diario, mañana y noche, es imprescindible para lucir una piel radiante, pero, ¿le damos a nuestro rostro la limpieza que necesita cuando esos factores se agravan? ¿Limpiamos nuestra piel de forma diferente cuando utilizamos más maquillaje en esta época de bodas, bautizos y comuniones?

Tras el auge del agua micelar, la última tendencia que parece haber llegado a España para el cuidado de la piel es la doble limpieza proveniente de la cultura japonesa, que consiste en la aplicación en un primer paso de un aceite limpiador, seguido por un producto jabonoso.

Myriam Yébenes, directora del Instituto de Belleza y Medicina Estética Maribel Yébenes, propone una triple limpieza para pieles grasas, muy maquilladas o expuestas a un alto grado de polución, con productos aptos para todo de pieles, que nos aseguran el correcto mantenimiento de la salud y el equilibrio de la piel. ¿Quieres aprender el protocolo de limpieza que recomiendan para que pieles tan expuestas al maquillaje como las de actrices, modelos y celebrities sigan radiantes?

¿POR QUÉ ES NECESARIA UNA TRIPLE LIMPIEZA?

Lo primero que deberían enseñarnos cuando comenzamos a cuidar nuestra piel es la importancia de realizar una buena limpieza. Es muy habitual conceder gran importancia al sérum o a la crema que nos aplicamos, olvidando que limpiar y tonificar la piel es esencial para que cualquier producto posterior pueda cumplir sus funciones.

En la limpieza de la mañana, la primera pasada tiene como objetivo eliminar las secreciones que produce la propia piel al regenerarse durante las horas de sueño de la noche. En el caso de la limpieza de la noche, esa primera pasada servirá para desmaquillar y retirar las impurezas que se han depositado en la piel a lo largo del día. El algodón que utilicemos en esa primera pasada termina manchado, lo que nos indica que hay zonas en las que hemos trabajado barriendo la suciedad y no eliminándola por completo. La segunda pasada elimina los residuos que han quedado en el rostro. Sin embargo, las pieles grasas, muy maquillas o expuestas a un alto grado de polución necesitan una tercera limpieza, esta vez más profunda, para limpiar los poros y devolver la luminosidad al rostro”.

¿CÓMO ES LA TRIPLE LIMPIEZA APTA PARA TODO TIPO DE PIELES QUE RECOMIENDA MARIBEL YÉBENES?

Los productos que recomienda Maribel Yébenes para la triple limpieza son la leche limpiadora, gel vitaminado y el mousse. Estas emulsiones se componen de agua y aceites que consiguen desprender y disolver la suciedad con total suavidad, realizando una limpieza profunda y eficaz apta para todo tipo de pieles.

“Recomendamos sustituir los algodones por unas manoplas o toallas humedecidas en agua tibia, resultando una limpieza mucho más efectiva y dejando una sensación muy agradable en la piel. Es importante además recordar que la limpieza debe empezar por el escote, subir al cuello y terminar en el rostro. La combinación de la leche limpiadora, el gel vitaminado y el mousse no solo ofrece una experiencia muy agradable por la diferencia de texturas de los productos, sino que además sus principios activos se complementan, aportando un extra de hidratación para la piel”.

¿ES NECESARIO UTILIZAR TÓNICO?

El tónico es un producto esencial para mantener la piel lisa, elástica, tonificada y luminosa. Nos ayuda a eliminar cualquier impureza tras la leche limpiadora, el gel vitaminado y el mousse, reequilibrando el PH de la piel, revitalizando y refrescando la piel, a la vez que cierra los poros. Junto con la limpieza, ayuda a que la piel se vuelva más receptiva para los tratamientos posteriores.

“La aplicación del tónico es uno de los pasos que se olvida con mayor frecuencia, pero es algo que las especialistas pueden detectar solo con tocar la piel, ya que se mostrará más áspera de lo normal. Elige el tónico en función de tu tipo de piel, si la tienes mixta utiliza en la ‘zona T’ uno para pieles grasas y en el resto, otro tipo que sea adecuado. Intenta evitar los que tienen demasiado alcohol, secan la piel y pueden producir manchas con exposición al sol”

¿DEBEMOS RECURRIR ADEMÁS A LIMPIEZAS PROFESIONALES?

Cada piel es diferente y requiere cuidados personalizados, pero todas necesitan limpiezas profesionales cada cierto tiempo. Es especialmente importante en el caso de las pieles con poros dilatados o con acné, evitando los puntos negros resultantes de la acumulación de impurezas.

“Existen diferentes tipos de limpiezas profesionales. En Maribel Yébenes siempre recomendamos el uso de tecnologías que complementen la técnica manual, en función de las necesidades de cada piel. Por ejemplo, en el caso de las pieles con poros dilatados utilizamos una higiene facial con vapor de ozono, que facilitará la extracción y evitará marcas o daños en la piel”.

PASOS PARA UNA TRIPLE LIMPIEZA

1. Coge la cantidad de una nuez de leche limpiadora y aplícala en escote, cuello y cara.

2. Trabaja el producto en movimientos circulares, desde el centro hacia fuera y de abajo a arriba.

3. Mójate la yema de los dedos y repite los movimientos.

4. Retira el exceso de producto con una toalla de felpa humedecida en agua tibia.

5. Aplica gel vitaminado, repitiendo los mismos movimientos del paso anterior.

6. Retira el producto con una toalla de felpa humedecida en agua tibia. Hazlo con suavidad, mima ka piel.

7. Aplica mousse, repitiendo los mismos movimientos del paso anterior.

8. Retira el producto con una toalla de felpa humedecida en agua tibia. Aclara con agua y seca la piel con otra toalla, con presiones suaves y siempre en dirección ascendente.

9. Utiliza un algodón e imprégnalo con tónico. No lo empapes porque desperdiciarías producto.

10. Parte el algodón en dos y con un trozo en cada mano realiza movimientos desde el centro hacia afuera, comenzando en el escote y terminando en la frente, con pequeños toquecitos o deslizándolo suavemente.