Tras épocas de excesos alimentarios como puede ser la Navidad, las vacaciones, etc. es importante volver cuanto antes a una alimentación saludable. Pero no siempre es algo fácil. La experta en nutrición Inmaculada Canterla, Directora de Cosmeceutical Center y miembro de la SEMAL y la SEMCC, nos explica cómo volver a una correcta rutina alimentaria, sin obsesionarnos en contar las calorías.

Comidas radicalmente opuestas

La opinión de la experta: Después de una temporada en la que se han cometido excesos a la hora de comer, tanto en cantidades como en contenido de azucares, grasas y alcohol, las comidas deben de ser radicalmente opuestas, es decir, deberíamos optar por comidas ligeras, suaves, libres de azucares y grasas, así como, disminuir las cantidades de alimento ingeridas.

 

Realizar 5 o 6 comidas al día

La opinión de la experta: Recomiendo volver a la rutina de 5 o 6 comidas al día y con una pauta regulada de horarios de comida. Hay que tener en cuenta que si comemos 5 o 6 veces al día, el metabolismo está funcionando continuamente, lo que aumenta el gasto calórico. Podríamos decir que estamos “adelgazando” mientras comemos, es decir, estamos forzando al organismo a consumir energía de continuo para metabolizar las comidas cada 3 horas más o menos. También es importante evitar picar entre horas. Si se tiene hambre se puede comer alguna fruta o verdura de temporada para saciar el apetito.

 

Huir de las dietas milagro

La opinión de la experta: Hay que huir de las dietas milagro y de todo aquello que nos quieran vender como remedios inmediatos y espectaculares. Toda dieta correctamente elaborada, equilibrada en nutrientes y ajustada energéticamente va a servir para depurar el organismo al ir eliminando paulatinamente, y sin “forzar la máquina”, todo aquello que no es sano. No es recomendable forzar el cuerpo a hacer una dieta de “solo verdura”, o “solo caldo” o cosas similares, porqué producirá que nuestro cuerpo sufra desajustes metabólicos, más o menos acusados dependiendo de la persona. La creencia popular que este tipo de dietas ayudan a hacer desaparecer las grasas acumuladas y azúcares no es del todo cierta. Por eso, acudamos al sentido común: comer sano, equilibrado y al menos 5 veces al día.

No obsesionarse en contar calorías

La opinión de la experta: lo más razonable es no obsesionarse con contar calorías, sino conocer bien los alimentos con los que nos alimentamos, y repartirlos coherentemente en cada una de las comidas, realizando dietas equilibradas. No será lo mismo aportar al cuerpo 1500 o 2000 Kcal provenientes de una dieta equilibrada, con las proporciones coherentes de hidratos de carbono, proteínas y grasas saludables (ojo, recordemos que las grasas “buenas”, son muy buenas y necesarias), que tener ese mismo aporte de calorías a base de pizzas, hamburguesas, bollería industrial etc. Ponerse a contar calorías puede llevar a muchos quebraderos de cabeza y hacer que no se disfrute con la comida. Además las calorías que necesita cada persona debería valorarse de forma personal en función de su edad, estado físico, tipo de trabajo, gasto energético requerido a lo largo del día, etc.

 

El tipo de cocción de los alimentos es clave

La opinión de la experta: Los tipos de cocción de los alimentos es uno de los elementos que más influyen en el número de calorías que se ingieren. Una dieta post excesos debe basarse en cocciones al horno o al vapor y evitar las frituras ya que multiplican las calorías y grasas del alimento. Con una cocción adecuada podemos comer el alimento que más nos guste
rebajando las calorías que contiene y facilitando su digestión.