Estudios de investigación y diseño son la base de Bioquantica, una aparatología que, gracias a la cooperación con centros de investigación y bioingeniería, desarrolla un protocolo de rejuvenecimiento corporal y facial garantizado por su seguridad y fiabilidad.

Terapias eficaces

En la aparatología de Bioquantica, la energía emitida se encuentra en un circuito cerrado. Gracias a los sistemas de control de la estimulación con la modulación digital entre el paciente y la máquina, que realiza en tiempo real, es siempre capaz de adaptar el tratamiento a las necesidades reales fisiológicas del paciente, actuando sobre la zona deseada. El control completo de los parámetros bioeléctricos del tratamiento permite la emisión de señales estimuladoras, siempre diferentes en unidades tiempo y totalmente ajustadas a las características físico-químicas de los tejidos consiguiendo el “equilibrio bioquímico”.

Esta combinación permite al operador de la aparatología obtener un completo control de la capacidad del tratamiento y una gran variedad de aplicaciones. Ofrece, en definitiva, una comunicación  entre el aparato y cada persona al que se le aplica,  ya que éste recibe toda la información de sus necesidades, proyectando el tratamiento que necesita y emitiendo la energía necesaria para reequilibrar lo que en el cuerpo “no está funcionando como debiera”.

Los beneficios y tratamientos que ofrece la tecnología tras el aparato:

  • Reducción de la grasa sobrante.
  • Compactación de la piel, consiguiendo destruir la piel de naranja, con reafirmación y tonificación del tejido.
  • Elevación de glúteos y senos.
  • Reducción de estrías.
  • Acción sobre el sistema vascular linfático.
  • Estimulación del tejido conectivo con formación de fibras de colágeno y mejora de la elasticidad.
  • Rejuvenecimiento facial con compactación de tejidos.
  • Reducción de marcas de acné y cicatrices.
  • Reducción de quemaduras.