La industria cosmética española se toma muy en serio las preocupaciones mostradas por la comunidad científica acerca de la presencia de microplásticos en el medio marino. Así, STANPA reafirma el compromiso del sector con la eliminación gradual de la utilización de los microplásticos (microesferas) en los productos cosméticos.‚.ú˜

  •   La aportación de los cosméticos a la presencia de microplásticos en los océanos es extremadamente baja. Relevantes estudios han estimado que como máximo entre un 0,1%–1,5%1 de la cantidad total de microplásticos en el medio marino proceden de cosméticos. Pese a ello, la industria cosmética entiende que tiene un papel que desempeñar en la solución de este problema y, desde hace tiempo, ha llevado a cabo acciones para eliminar gradualmente el uso de las microesferas de plástico de los productos que se enjuagan como son, por ejemplo, los exfoliantes.
  •   STANPA; en coordinación con Cosmetics Europe, hizo una recomendación a sus asociados ya en Octubre de 2015. En ella se recomendaba que se discontinuase el uso de micropartículas solidas sintéticas que no se biodegradan en el medio marino en los productos cosméticos que se enjuagan, con una fecha tope de puesta en el mercado de 2020.
  •   Desde el lanzamiento de la recomendación, las compañías han hecho suyo el compromiso para discontinuar su uso en la fecha tope 2020, aunque las previsiones de muchas de ellas es que sea efectivo en una fecha anterior.
  •   La industria cosmética europea lleva trabajando más de 2 años en la evaluación de este asunto. A nivel nacional Stanpa cuenta con un grupo de trabajo que se ocupa de la evaluar y dimensionar el uso de estos componentes en España.
  •   Las principales fuentes de microplásticos según diversos estudios1 son, en primer lugar, la abrasión de los neumáticos con un 54%; seguido de la abrasión de pinturas de barcos, otras pinturas protectoras, pinturas de hogar y carretera con un 17%; las fibras textiles liberadas durante el lavado doméstico e industrial con aproximadamente un 8% y las pérdidas y derrames de la pre-producción de plásticos durante su transporte con un 5%. Por lo tanto, si queremos trabajar de forma eficiente en la reducción de la polución de plásticos en nuestros océanos, hay mucho más por hacer que simplemente poner el foco en la industria cosmética y su poco significativa aportación al problema.
  •   Tanto Stanpa como Cosmetics Europe continúan trabajando con la Comisión Europea y las autoridades competentes nacionales en esta evaluación y en la recogida de datos científicos sobre el impacto y uso de ingredientes plásticos en cosméticos.

    1 Informes: Essel, R., et al, “Sources of microplastics relevant to marine protection in Germany”, Texte 64/2015, Project No. 31969, Report No (UBA- FB) 002147/E (2015), Federal Environment Agency (Germany) ; Lassen, C., et al., “Microplastics – Occurrence, effects and sources of releases to the environment in Denmark”, Draft final report (2015), Danish Ministry of the Environment – Environmental Protection Agency (Denmark); Duis and Coors, Environ Sci Eur (2016) 28:2 “Microplastics in the aquatic and terrestrial environment: sources (with a specific focus on personal care products), fate and effects” Study to support the development of measures to combat a range of marine litter sources, Report for the European Commission DG Environment, 29th January 2016, Prepared by EUNOMIA.

    Gouin et al , “Use of Micro-Plastic Beads in Cosmetic Products in Europe and Their Estimated Emission to the North Sea Environment”