El último logro de la propietaria del centro de estética Blauceldona ha sido recibir la “Estrella de Oro al Mérito Profesional”, pero este no es el primer reconocimiento que recibe la que muchos consideran una de las mejores facialistas del mundo. Hablamos con ella sobre este premio y mucho más.


De las palabras –y por supuesto de la trayectoria– de Silvia Oliete se desprende su pura pasión por la estética y por conseguir clientes satisfechos. Lo primero, el amor por este oficio, lo ha forjado desde joven porque muy pronto se sintió atraída por todo lo que tuviera que ver con el mundo de la belleza. Lo segundo, lo trabaja desde 1992, cuando terminó sus estudios de Técnico Especialista en Estética, en la Academia de Estética Jean D ́Estress, en Barcelona.

Veinticinco años después Silvia Oliete continúa trabajando desde Blauceldona, el negocio que ella misma fundó y gracias al cual se ha erigido como una de las profesionales más valoradas en el sector de la belleza. ¿Su secreto? Es difícil de decir porque no parece que sea el resultado de un único ingrediente milagroso. Todo apunta a la constancia, a su rigor y exigencia, y a su obsesión porque el cliente se sienta cuidado por las manos más profesionales.

Los tratamientos faciales son su especialidad pero en Blauceldona –elegido como el mejor establecimiento de España de estética y belleza en 2015–, también ofrecen tratamientos corporales, manicuras, pedicuras y masajes. Todo gracias a las manos de 6 profesionales formadas por la propia Silvia, quien también muestra un gran interés por mantenerse a la última tanto en formación, como en los servicios que pueden ofrecer a sus clientes, los verdaderos protagonistas.

Nuevos tratamientos, nuevos protocolos, productos y tecnologías. Todo puede cambiar salvo las manos expertas, las que miman y “transmitan sensaciones”, y la importancia del cliente sobre todo lo demás. Al fin y al cabo esto es lo que valoran los premios: el mérito, la excelencia y la complacencia final del que sale del centro.

Silvia Oliete_BLAUCELDONA_Estrella de Oro1

Expertos en Estética: Acaba de recibir la “Estrella de Oro al Mérito Profesional”, ¿le dan vértigo los premios?

Silvia Oliete: Los premios me gustan, son un reconocimiento por éstos 21 años al frente de mi centro de belleza. En 2015 me dieron el premio Hit Salón al mejor centro de estética del país, ahora la “Estrella de Oro a la Excelencia Profesional” y estoy orgullosa de los dos porque me siento reconocida en mi sector y ello hace que cada día tenga más ganas de ofrecer más excelencia a mis clientes, más profesionalidad y más innovación. Sin lugar a dudas esa es mi pasión, que el cliente se sienta único en Blauceldona.

EE: Lleva más de 20 años dirigiendo Blauceldona, ¿cómo de diferente es la Silvia Oliete que comenzó esa aventura, a la Silvia de ahora, considerada una de las mejores facialistas del mundo?

SO: Empecé con una gran ilusión, tenía tan sólo 24 años y ganas de dirigir mi propio centro. Ahora han cambiado las cosas, después de mi éxito como facialista reconozco que me gusta tener las últimas técnicas de masaje y crear en mi equipo unas manos expertas.

EE: Hablando de “últimas técnicas”. La innovación tiene un papel fundamental en el sector estético, ¿qué hace Blauceldona para mantenerse fresco y al día?

SO: Estar a la última en la nueva tecnología, formarnos continuamente y trabajar en mi técnica de masaje facial antiaging, cada vez mejor y con resultados desde la primera sesión.

EE: La satisfacción del cliente es fundamental. ¿Con qué sensación quiere que salgan de su centro de estética?

SO: Como salen a día de hoy, con una sensación de relax inigualable, con una piel espectacular. En Blauceldona vives una experiencia.

EE: ¿Y cuántos profesionales componen Blauceldona? ¿Cómo se ha rodeado de su equipo y cómo lo lidera?

SO: En Blauceldona contamos con 6 esteticistas que he ido formando en toda mi trayectoria. Una de mis esteticistas lleva 20 años conmigo, otra 13 y hace dos años hemos te- nido que ampliar el equipo con 3 esteticistas más, ahora somos 6. Lo lidero con continuas formaciones, coaching para tratar a la clienta con los mismos protocolos, ofreciendo un servicio top ten, que cualquiera de ellas puedan dar un servicio perfecto. Mi equipo vive con pasión su profesión y en Blauceldona se sienten a la última, siempre con los mejores tratamientos.

EE: ¿Qué cualidades debe tener un buen esteticista?

SO: Ha de ser discreta, ordenada, limpia, profesional, transmitir paz y relax y tener unas manos expertas, que transmitan sensaciones. La clave es un buen diagnóstico y experiencia. El éxito, que el tratamiento que ofrezcas sea el mejor y el cliente obtenga los mejores resultados. Dar en el clavo.

EE: ¿Qué es lo más bonito de su profesión?

SO: Lo más bonito es la satisfacción del cliente final, sus resultados, su recomendación.

EE: Se ha declarado en contra de “la operación bikini” y recomienda el cuidado constante, durante todo el año. ¿Cuáles son las claves para conseguirlo?

SO: Sin duda, cuando uno se hace un tratamiento para estar bien, el resultado es bueno, pero cuando uno hace un mantenimiento mensual durante todo el año, obtiene una motivación para continuar cuidándose siempre, en nutrición, en deporte, en belleza… No tiene mucho sentido ponernos a cuidarnos un mes antes de ponerse el bikini. Es como quitarse las manchas solares en la piel, cuando luego vas a ir a tomar el sol.

EE: ¿A qué retos cree que tendrá que enfrentarse en 2017?

SO: En 2017 quiero abrir el segundo proyecto de mi vida, mi obra maestra, mi segundo centro Blauceldona. Va a ser un proyecto muy especial, en el que llevo trabajando desde noviembre 2016.