Por todos es conocido que el verano puede llegar a ser un gran enemigo para la piel, si no se mantienen unos cuidados específicos para su protección. La reconocida especialista en piel, Inmaculada Canterla, Directora de la clínica Cosmeceutical Center (miembro de la SEMAL, SEMCC y SEQC) nos detalla cuáles son las claves para mantener la piel sana y radiante en estas épocas, a través de sus rutinas belleza diarias:

Adaptación de rutinas a la época del año

Inmaculada Canterla: “Aunque frecuento poco la playa adapto mi tratamiento tópico (en cuanto a texturas y formulación) a un clima con más temperatura: utilizo texturas más ligeras y líquidas y no saturo mi piel con aceites”.

Orden y disciplina

Inmaculada Canterla: “El orden en el que nos aplicamos los productos es básico si queremos conseguir la máxima efectividad
de nuestros tratamientos tópicos. Mi rutina diaria es: limpieza + serum (mezclo 2 serums adaptados a las necesidades de mi
piel) + hidratante + filtro solar (siempre). Y por la noche: limpieza + serum”.

Antes de ir a la playa

Inmaculada Canterla: “Antes de ir a la playa simplemente limpio en profundidad mi piel, la hidrato y aplico filtro solar al menos media hora antes de la exposición solar. Están desaconsejadas las fórmulas con Vitamina C o Vitamina A antes de ir a la playa. La Vitamina C, aunque es imprescindible en verano, debe estar bien prescrita para que no cree irritación en la piel y esto produzca una mayor fotosensibilidad. En el caso de la Vitamina A, en verano solo debe aplicarse de noche, nunca de día”.

Si a la suplementación oral

Inmaculada Canterla: “Soy pro-suplementación, siempre que sea con orden y criterio. La nutricosmética solar oral es un gran complemento para la protección de uso tópico, por lo que es una elección idónea para esta época del año y evitar la aparición de alergias solares o nuevas manchas. Empiezo mis pautas de suplementación en primavera para llegar al verano con una piel bien protegida y preparada para exponerse al sol (siempre con fotoprotección tópica)”.

Cuidarse sin contar las calorías

Inmaculada Canterla: “En verano mis comidas son más ligeras, más frescas y con más color. Son días de más vida social, vacaciones, etc. con lo que es imposible controlar las calorías y grasas extras que ingerimos. El secreto está en la dosis y la frecuencia. Así que intento tener cuidado con los aperitivos y si los hay, intento elegir aperitivos saludables como tomates cherry, pepinillos en vinagre, frutos secos sanos,… o bien disminuir la cantidad del plato principal. En cuanto al alcohol, siempre será mejor una copa de vino que un cubata, y los cocteles, siempre los elijo sin azúcar”.

Un Detox a tiempo

Inmaculada Canterla: “No se recogen los frutos si antes no se siembra. Por ello, siempre empiezo mis tratamientos y cuidados de la piel orientados a las épocas de sol en primavera, cuando me realizo curas détox para eliminar toxinas y excesos cometidos en invierno. Este reset de detoxificación, drenaje y retención de líquidos me ayuda a estimular las funciones de eliminación renal y/o hepática, y permiten un drenaje del organismo, facilitando la pérdida de peso”.

Prevenir es mejor que curar

Inmaculada Canterla: “A la hora de establecer mi rutina de cuidados de la piel en épocas como el verano, siempre pienso en la idea es mejor prevenir que reparar. Aunque ahora todos sabemos que el sol envejece la piel, produce manchas y favorece al cáncer de piel, no siempre se ha tenido este conocimiento y la piel tiene memoria. Por este motivo, siempre intento evitar
la exposición directa al sol durante tiempos prolongados, y nunca salgo de casa sin haberme aplicado mi filtro de protección solar”.

El secreto es el descanso

Inmaculada Canterla: “Dormir es el mejor alimento para la piel. Por ello siempre intento dormir al menos 7h diarias para ayudar a mi organismo a repararse durante la noche. Mientras dormimos es cuando se producen los procesos de reparación de la piel, que son básicos para su regeneración.”