Esta propuesta de belleza ofrece una alternativa, no agresiva, que ayuda a frenar el paso del tiempo en el rostro. Es conocido como el facial “lifting sin cirugía”. Una terapia neuro-sensorial que aporta juventud y luminosidad al rostro mediante un conjunto de masajes faciales, además de combinar relajación, salud y belleza.

 Lifting Japones Chi Spa

El facial rejuvenecimiento lifting japonés que se ha diseñado en Chi Spa, es una técnica basada en la antigua medicina japonesa, a base de la estimulación de los puntos de acupresión, combinada con la técnica de masaje de los aborígenes de los Andes. Se realiza en la cara, en el cráneo y en el cuello estimulando la musculatura subcutánea profundamente. Emplea como herramienta principal la técnica de la reflexología facial para conseguir el levantamiento del rostro de forma natural, donde todos los pasos se realizan manualmente. Estimula los nervios faciales, llegando a las células de la piel, beneficiando y aumentando su circulación sanguínea, distribuyendo nutrientes y eliminando toxinas e impurezas. Se trabaja puntos neurosensoriales y meridianos energéticos, que ayudan a mejorar la salud, atenúan las arrugas y diminuyen la tensión en el rostro, relajando los musculos contraídos y asi estimulando la producción de colágeno y elastina.

Además, la combinación de las terapias de reflexología y masaje lifting, permite regular el estado de humedad de la piel y mejorar el estado físico, químico y emocional de todo el cuerpo. Este es un factor muy importante, ya que un cuerpo relajado recibe el estimulo más rápidamente y mejor. También es la causa de que los resultados de mejora en el estado de la piel aparezcan de forma inmediata.

El protocolo a seguir es el siguiente:

  • después de una profunda limpieza del rostro, exfoliamos a base de polvo de arroz para iluminar y aclarar la piel
  • con un concentrado de aceites esenciales anti-edad, 100% naturales, se realiza una estimulación sobre los 21 puntos neuro-vasculares del rostro. Luego se trabaja las zonas aborígenes o zonas reflejas.
  • la siguiente fase da comienzo a los estiramientos de las once zonas del rostro, en las que se basa el Lifting Japonés. Estos movimientos consisten en presionar firmemente los puntos de acupuntura o neuro-vasculares. Seguidamente se estira la zona hacia al centro del cuerpo y se termina con una estimulación de drenaje.
  • a continuación, viene el masaje muscular profundo que trabaja cada musculo uno en uno
  • finalmente, se aplica una mascarilla con efecto tonificante y lifting para normalizar la temperatura de la piel y alimentar con minerales el tejido y los músculos.

Trata la capa superior de la epidermis, trabaja profundamente los músculos y los nervios faciales. Consigue activar las zonas relacionadas con los meridianos y el sistema nervioso central, consiguiendo un completo equilibrio tanto en la cara como en el resto del cuerpo.  El lifting japonés mejora la circulación de la sangre, elimina toxinas, oxigena tejidos y estimula la producción de colágeno y elastina; sustancias responsables de una buena calidad de piel. Está indicado tanto para mujeres como para hombres, se realiza con cremas y aceites 100% naturales. Son productos de alto efecto de regeneración por su contenido de ácidos naturales y al mismo tiempo aportan todas las vitaminas y minerales necesarios para la piel.