Silhouette Soft® es un tratamiento no quirúrgico mínimamente invasivo para redefinir el contorno facial, la línea mandibular, recolocar pómulos y mejorar la firmeza de la piel de manera duradera e inmediata. Bastan 60 minutos para conseguir un rostro y cuello bello y rejuvenecido.

 Con la elevación de la piel al implantar la sutura, se consigue una regeneración gradual del colágeno recobrando notablemente su tersura y armonía.

Los hilos tensores Silhouette Soft®, también conocidos como hilos mágicos, son una de las técnicas más punteras de medicina avanzada que posibilita los efectos en el rostro de redensificación, así como una efectiva pero ligera tracción que permite conseguir resultados mucho más naturales y armoniosos que un lifting tradicional. Además, no necesita de anestesia general y quirófano.

“El efecto de reposición del tejido es inmediato, además de que se logra una regeneración gradual del colágeno, que va trabajando de manera interna con el paso de las semanas”, explica los doctores de Centros Cristina Álvarez

El proceso de aplicación consiste en suturas completamente indoloras, en sesiones con una duración de 30 a 60 minutos. La aplicación de los hilos, y al igual que para el resto de los tratamientos de Centros Cristina Álvarez, se realiza con un previo y completo diagnóstico facial mediante el cual, y teniendo en cuenta factores como el sexo o la edad, el equipo médico diseña un completo estudio personalizado y adecuado a las necesidades de cada caso.

Centros Cristina Álvarez cuenta con el mejor producto del mercado, así como con un reputado médico especialista en el manejo de hilos Silhouette Soft®

Antes de aplicar los hilos a través del tejido subcutáneo, los especialistas de Centros Cristina Álvarez se ocupan de evaluar la fisonomía del rostro, así como el tipo de piel y los rasgos faciales, con ello, se busca un resultado efectivo y de embellecimiento.

Los hilos Silhouette Soft® se distribuyen en varias direcciones por la zona facial con ayuda de una aguja fina. Alrededor del hilo que se ha insertado previamente se genera una pequeña lesión tisular natural, activando con ello las células colindantes y creando nuevo tejido de soporte. Esto produce colágeno y fibroblastos de manera gradual. Tras este protocolo, la piel se tensa y se redensifica, sin suturas ni marcas perceptibles. El resultado es natural y sin efectos secundarios, alergias y rechazos.

 

¿De qué están compuestos los hilos?

Se trata de hilos reabsorbibles y biocompatibles. El ácido poli-L-láctico (APLL), el principal componente de Silhouette Soft®, es un polímero ampliamente conocido que lleva años usándose en numerosas aplicaciones biomédicas y farmacéuticas, tales como el hilo de sutura, las clavijas, varillas, tornillos o los clavos ortopédicos para fracturas óseas. El polímero presenta una excelente biocompatibilidad y es biodegradable, lo cual ha permitido desarrollar estas aplicaciones. Los pequeños conos en la sutura de Silhouette Soft® proporcionan puntos de tracción y fijación, una reacción física natural a los cuerpos extraños que se refuerza mediante la concentración de formación de nuevo colágeno. Esta acción ayuda a restaurar el contorno del rostro y del cuello.