Con las bajas temperaturas la piel puede agrietarse y notaremos mayor sequedad. Es por ello, que debemos cuidarlas para lucir unas manos bonitas.

En estos días de tanto frío nuestras manos son una zona de nuestro cuerpo que llevamos más expuesta a las complicaciones que un clima frío puede generar en nuestra piel y en nuestras uñas. Con las bajas temperaturas la piel puede agrietarse y notaremos mayor sequedad. Es por ello, que debemos cuidarlas para lucir unas manos bonitas. Nuestras manos, además juegan un papel importante en nuestro lenguaje no verbal y son nuestra mejor carta de presentación. Por ello tratamos de cuidarnos lo máximo posible.

Los hábitos nerviosos que practicamos de forma automatizada como chupetear nuestros labios o mordernos las uñas hacen además que nuestras manos muestren un estado peor del que desearíamos por lo que no debemos dejarnos y dedicarles un tiempo para cuidar esa parte de nuesrto cuerpo.

Para ello, vamos a daros algunos consejos para cuidar vuestras manos y uñas durante estos días de frío: Una vez a la semana podemos dedicarles un tiempo y tratar de mimarlas para que se aspecto y su estado sea óptimo:

  • Preparamos un recipiente con agua templada con jabón nutritivo que respete el ph de tu piel e introducimos las manos durante unos 8-10 minutos.
  • Al retirar nuestras manos del recipiente debemos secarlas suavemente con toalla para eliminar la humedad.
  • Para comenzar con los cuidados de nuestras uñas elaboramos una mezcla de aceite de oliva con unas gotas de limón y la aplicamos encima de cada uñas. Con esta práctica nutrimos nuestras uñas y reforzamos su profundidad para evitar que sean frágiles u quebradizas.
  • Si disponemos de pulidor lo pasamos sobre las capas ungueales para eliminar las células muertas y exfoliar la uñas para que luzcan brillantes.
  • Limar es mejor que cortar con algún artilugio para poder darles la forma que más nos guste.
  • Es el momento de aplicar una refrescante crema hidratante puede beneficiar la salud de la piel y reducir el riesgo de sufrir los típicos deterioros de la edad, tanto para personas jóvenes como mayores. Existen una infinidad de opciones en el mercado por lo que debemos fijarnos en productos que disponga de ingredientes de crecimiento y extractos karité, aceite de nuez de macadamia, aceite de oliva, vitamina E, y glicerina. Deberíamos aplicar crema hidratante a diario durante el invierno.
  • Cuando tengamos que fregar o realizar tareas que incluyan el contacto directo con agua caliente o agua muy fría como al fregar o limpiar alimentos, es aconsejable usar guantes que nos protejan de sius efectos.

¡Préstales a tus manos la atención que merecen! Al fin y al cabo es una parte de tu cuerpo que tendrás que enseñar en multitud de ocasiones.