Los tratamientos de última hora contra la celulitis, la flacidez y la retención de líquidos

Una de las sensaciones primaverales más agradables para la mujer es la de liberarse de las medias. Se marcha el frío y con él también leggings y pantalones. Las piernas, esa parte tan femenina, comienzan a exponerse a los rayos solares y a exhibirse según el calor y las tendencias de cada temporada.chica-playa

Sin embargo, algunos problemas estéticos, asociados a la retención de líquidos, el sobrepeso y al natural paso de los años impiden disfrutar al completo de ese lucimiento. Y, por supuesto, una vez más, la archienemiga de la belleza, la celulitis, hace su aparición en esos rincones que se creían olvidados bajo la ropa. Aunque, así, a priori, sin el buen aspecto que aporta el bronceado pueda cundir la alarma, aún hay tiempo para mejorar la estética y la salud de nuestras piernas.

Si no se ha realizado deporte a lo largo de todo el año, resultará difícil tener la musculatura a tono, pero, en el caso de esta zona de la anatomía no es especialmente difícil marcar un poco gemelos y estilizar los muslos. Con ejercicios específicos para cada área, afirma el doctor Peláez Moreno, médico estético de Dorsia, se trabaja la firmeza a nivel más profundo, al tratarse todas las capas anatómicas. Las tradicionales sentadillas, las zancadas o los saltos cruzados, por ejemplo, nos pueden ayudar sin salir de casa.

Si no se puede correr por las características físicas o de salud de cada persona, aconseja el experto, hay que caminar, pero reconoce que, en su opinión, el running es el ejercicio más completo : “Implica el movimiento y coordinación de todos los segmentos corporales. Debido a su componente aeróbico, facilita la combustión de la grasa y ayuda a perder peso. Al mismo tiempo, sobre todo la musculatura de las piernas, se ve favorecida, gracias a su efecto tonificante sobre estos grupos musculares. “

Flacidez y celulitis, también provocadas por las dietas

El deporte, al igual que las dietas, debe realizarse de forma controlada y escalonada en cuanto al esfuerzo. De lo contrario, al margen de problemas serios de salud, también podemos producir el efecto contrario al deseado. Es el caso de las rodillas, donde la pérdida de peso, en caso de ser excesiva o de no realizarse una buena adaptación de la piel en el proceso, puede dar lugar a la flacidez o provocar un excedente de piel asociada en esa zona. Por otro lado, Especialmente a partir de los 40, nuestra piel puede verse más afectada por los efectos del envejecimiento, y la flacidez es uno de ellos, la cual, puede también hacer que aparezca este efecto de excedente de piel.

Los tratamientos médico-estéticos , de los que Clínicas Dorsia ofrece un amplio abanico , suponen una solución a corto plazo. Según el grado de flacidez , el doctor recomienda entre dos y tres sesiones de infiltraciones de relleno de ácido poliláctico ,de hidroxiapatita cálcica y policaprolactona a nivel subcutáneo, para estimular la producción de colágeno. Su efectividad se reforzará, según el especialista, si se combinan con entre seis y ocho sesiones de radiofrecuencia.

Este sistema, que produce un calentamiento controlado y mantenido en el tejido subcutáneo, está también indicado contra la temible celulitis. En este caso, la que aparece en la cara interna de los muslos. Raúl Peláez recomienda también los hilos tensores , que mejoran la firmeza de la piel en una técnica ambulatoria y sin cirugía. Este procedimiento se aplica en determinados casos y siempre después de diagnóstico médico. Por supuesto, también se puede recurrir a la mesoterapia con infiltración de silicio para la reestructuración de la dermis y a la carboxiterapia, o infiltración subcutánea de CO2, que produce una vasodilatación en la zona tratada y una mejora estimable en la microcirculación sanguínea.

Ropa ajustada y tacones provocan retención de líquidos

Este aspecto es muy importante en verano. Los problemas circulatorios se agravan con el aumento de las temperaturas y otros problemas asociados, como el sobrepeso, la toma de estrógenos, el ciclo menstrual o pasar demasiadas horas de pie . Por si fueran pocas, el doctor Peláez añade otras causas no tan conocidas como el empleo de ropa ajustada y de tacones con demasiada frecuencia. Ambos aspectos contribuyen a la retención de líquidos y el primero, además, a la aparición de la celulitis. Si la retención produce edemas considerables se convierte en un asunto de salud, más allá de la estética y requiere, por lo tanto, atención médica de otro tipo.

Por último, sí, no era una impresión personal, es cierto, las piernas tardan más en broncearse. El experto de Dorsia explica el motivo: es un área de la piel con una menor concentración de melanocitos , las células que producen la melanina. Las personas de piel clara tendrán, pues, que dedicarle más tiempo al bronceado, ya se sabe, en esta área, pero con idéntica protección: la máxima que podamos a cualquier hora del día.