Descubrimos de manos de la experta Yolanda Rico el poder de los aceites y aromas esenciales en un ritual de efecto radiante y tonificador que como actuación principal posee la del equilibrio y la regulación. Una propuesta natural que abarca gran cantidad de efectos y resultados a la par que nos ayuda a la relajación y el bienestar del cuerpo y la mente.

El objetivo de este tratamiento se basa en el trabajo sobre la completa red formada por el sistema nervioso central y otros sistemas que nos ayuda a equilibrar y regular. “Orange Ilusion” tiene un efecto reductor, del mismo modo que el ejercicio tonifica y reafirma ya que fortalece y tonifica la musculatura. Nos aporta un efecto radiante de luminosidad, con este Ritual aumentamos el riego sanguíneo de la piel favoreciendo la eliminación de toxinas y de células muertas, dando un aspecto saludable y una sensación fresca y juvenil. Tiene un efecto regulador que aumenta la capacidad de retener la hidratación. También nos aporta un efecto relajante sobre el SNC. El masaje, libera las contracciones musculares, permitiendo una buena irrigación sanguínea; esto aporta oxígeno y nutrientes hasta las células de la piel.

Conclusión: cuando mejoramos la circulación sanguínea se mejora la reparación y el rejuvenecimiento de las células de la piel. Ideal para personas apáticas y en estados de tristeza, estrés o ansiedad.


Imagen 3

Un aceite para cada necesidad

El Ritual Orange Ilusion que os proponemos en estas páginas, es excelente para disipar la negatividad emocional y calmar los enfados. Sus propiedades están relacionadas con la positividad y alegría que aporta la sinergia que a continuación explicaré, de ahí el resultado emocional. Además, los intensos y agradables aromas de los aceites aportan vitalidad, frescura y alegría, desembocando en un profundo bienestar.

Pomelo

(Citrus paradisi)

Recordad, los cítricos son esencias, se obtienen por expresión y no por destilación, también recordad que todos los cítricos son fotosensibles sin excepción.

Vamos a nombrar una serie de propiedades que tiene el pomelo, entre muchas otras es anticelulítico, detoxificante, diurético, astringente, antidepresivo…

Es originario de Asia, se ha dicho que es un híbrido del naranjo. Otros rumores aseguran que se cultivaba en las Antillas durante el siglo XVIII.

Cada vez sabemos más sobre los aceites esenciales y las esencias, de cómo actúan en nuestro estado de ánimo y en el caso del pomelo, nos puede ayudar en esos estados de desequilibrio del sistema nervioso, nos ayuda a mejorar el sueño, nos aporta un efecto vivificador, nos ayuda a tonificar la menta y a purificar el alma.

A nivel físico estimula el sistema linfático, controlando los procesos de retención de líquidos, es eficaz en tratamientos de adelgazamiento, tiene una actividad depuradora de los riñones y del sistema vascular, y así podríamos seguir…

Naranja,

Citrus aurantium (amargo),

Citrus cinensis (dulce)

Desde tiempos remotos, se ha asociado a las naranjas con la generosidad   y la gratitud. Simbolizan la inocencia     y la fertilidad, alguna vez llamadas “Manzanas de oro”.

Nombraré algunas de las propiedades de esta esencia tan fantástica; nos puede ayudar en esos momentos de ansiedad y de insomnio, además de ayudarnos a disolver las grasas es antiinflamatorio, febrífugo, relajante, etc.

A nivel emocional, esta esencia la podemos utilizar en todos aquellos desórdenes  del sistema nervioso: nos aporta calma, armonía y un punto de vista más positivo sobre la vida.

A nivel físico nos ayuda a la absorción de la vitamina C, aumenta las defensas naturales del organismo, contribuye también en la formación de colágeno, rejuveneciendo los tejidos y tonifica el sistema circulatorio, riñones, hígado, etc.

Mandarina,

(Citrus reticulata), (Citrus nobilis)

Esta fruta suave y anaranjada fue ofrendada a los monarcas orientales y de ahí su nombre, que evoca el de los potentados chinos.

Desde tiempos remotos, las mandarinas eran ofrecidas a los consejeros del Imperio Celeste y su piel se empleaba para preparar medicinas.

Vamos a nombrar algunas de sus tantas propiedades. Nos ayudará en esos estados de insomnio, es estimulante, hepático, digestivo, ansiolítico, antiséptico, etc.

A nivel emocional es una esencia refrescante, reanimadora, nos despierta el niño interno, minimiza los síntomas de ansiedad, depresión, angustias, miedos, irritabilidad, etc.

A nivel físico es muy parecida a la naranja, es una esencia que la podemos utilizar en niños en casos de dolor de barriga, estreñimiento, insomnio, hipo, etc. Revitaliza y fortaleza el organismo, mejora la función del hígado, regulando la secreción de la bilis y la desintegración de las grasas, entre otros resultados.

Enebro

(Juniperus comunis)

Durante los tiempos bíblicos, el enebro solía emplearse para expulsar a los espíritus malignos. La Virgen María escondió al Niño Jesús bajo un enebro, con objeto de protegerlo contra el rey Herodes. Sus propiedades son muchísimas, recordad que todos los aceites esenciales son muy versátiles; es antiséptico, depurante, diurético, anticelulítico, hepático, etc.

A nivel emocional es un aceite que nos aporta alegría de vivir, nos ayuda a combatir la ansiedad, la fatiga mental; nos ayuda a superar los límites, los miedos…

A nivel físico es un potente desintoxicante, es un depurante de la sangre, tranquiliza y tonifica el sistema nervioso, ideal en tratamientos de obesidad, estimula la circulación sanguínea y linfática, etc.

Palmarrosa (Cymbopogon martíni)

Originaria de la India, en donde el Aceite Esencial fue destilado por generaciones de diestros especialistas. Los comerciantes nativos determinan la calidad de la esencia golpeando el frasco contra la palma de la mano. Si desaparecen pronto las burbujas que ascienden a la superficie, se da por supuesto que el Aceite Esencial es normal. Su aroma dulce puede recordar al de la Rosa.

Vamos a por unas cuantas propiedades, algunas de ellas: antiarrugas, ansiolítico, retiene la humedad en la piel (hidratante), bactericida, antidepresivo, balsámico, antiinflamatorio…

Sus efectos emocionales son muy apreciados, nos aporta tranquilidad, nos ayuda a liberarnos del pasado, ideal en estados de depresión, ansiedad, agotamiento…

En cuanto a sus efectos físicos: es un regenerador celular, es un reequilibrador de las glándulas sebáceas, nos ayuda en la flora intestinal, elimina las inflamaciones e irritaciones cutáneas, etc.

Romero

(Rosmarinus officinalis)

En este caso disponemos de varios quimiotipos, escogeremos para este Ritual el quimiotipo alcanfor, que nos ayudará a activar la circulación. Hemos de tener precaución con personas hipertensas, en ese caso retiraremos el aceite esencial de la sinergia.

En el año 1370 la Reina Isabel de Hungría se benefició de sus propiedades rejuvenecedoras, lo empleaba en el agua con que se lavaba y se recuperó de sus dolencias.

Las propiedades de este aceite esencial son innumerables, es antirreumático, antiespasmódico; ideal para los problemas de circulación y problemas de las vías respiratorias. También es excelente para la piel (a nivel facial se ha de tener precaución con la dosis, crea hiperemia); antidepresivo,         descongestionante, etc.

A nivel emocional nos ayuda en esos estados de fatiga mental, mejora la memoria y la concentración, nos ayuda en la creatividad, promueve la seguridad en uno mismo, etc.

A nivel físico, actúa sobre todos los sistemas y órganos, es un potente       rejuvenecedor para la piel, estimula el sistema circulatorio, tonifica el fluido linfático… Ideal para el sistema respiratorio, digestivo, etc…

Imagen 2

Materiales necesarios para realizar el tratamiento

– Hidrolato de Romero.

– Agua de mar.

– Sal Epson.

– Aceite vegetal

 de Almendras virgen.

– Macerado de zanahoria.

– Fango Marino.

– Glicerina Vegetal.

– AE Pomelo.

– AE Naranja.

– AE Mandarina.

– AE Palmarrosa.

– AE Enebro.

– AE Romero alcanfor.

– Frutas frescas: naranjas.

PROTOCOLO CORPORAL

Paso 1

Decúbito prono, pulverizar todo el cuerpo con el Hidrolato de Romero junto con el agua de mar, lo mezclaremos en la misma proporción. Conseguiremos un efecto vitalizante y estimulante.

Paso 2

Mezclar el Fango Marino (siempre es mejor utilizar el fango deshidratado) con la  Glicerina Vegetal, le añadiremos la medida de un tapón. Añadiremos también a la mezcla agua de mar, la misma cantidad que de glicerina y el Hidrolato de Romero. Lo mezclamos todo y una vez obtenida la preparación, aplicar la mezcla en todo el cuerpo. Pulverizar las sales y a continuación, exprimir las Naranjas directamente sobre el cuerpo. Trabajar con movimientos circulares suavemente para ayudar a activar la micro-circulación y conseguir una mayor oxigenación celular.

Paso 3

Hacer la misma operación en decúbito supino. Tapar con una sabanita osmótica y dejar actuar aprox. 15 minutos.

Paso 4

Una vez retirado el Fango (ducha), pulverizar con el hidrolato y realizar un masaje relajante con la sinergia preparada anteriormente al tratamiento, utilizaremos 30 ml de aceite vegetal en total: 70% de aceite de avellanas virgen y 30% de macerado de zanahoria, le añadimos 2 gotas de romero alcanfor + 2 gotas de enebro + 3 gotas de palmarrosa + 4 gotas de mandarina + 6 gotas de naranja y 6 gotas de pomelo.

La mezcla del aceite podría macerarse con la cornalina, excelente para disipar la negatividad emocional y calmar los enfados. Las propiedades están relacionadas con la positividad y alegría.

Este Ritual ha de ser realizado con la precaución de que a la persona que recibe el tratamiento se le avise de que es fotosensible y no podrá exponerse a la luz solar ya que ésta podría mancharle la piel.

Un artículo de Yolanda Rico.

Escuela de Aromaterapia Holísitica Yolanda Rico.

Aromatóloga, Naturópata, Kinesóloga, Auxiliar de Psicología PAP, Quiromasajista.

Conocimientnos de Medicina China.

Especializada en Wellness y Cosmética Natural.

Para más información o cursos de Aromaterapia:

Telf.: 665  252 652 / 93 420 99 99 | Facebook: asesora aromaterapia | www.cursosdearomaterapia.es