CaroliHealthClub_Reaction1


Parecía que su llegada se estaba alargando demasiado, pero el verano ya está llamando a nuestra puerta y con el aquellos planes de piscina, playa y sol que hasta hace apenas unos días nos parecían tan lejanos.

 Si al igual que la entrada del calor y las buenas temperaturas, tu también te has quedado un poco rezagado en cuanto a la operación bikini se refiere, CaroliHeath Club pone a tu disposición un exclusivo y puntero tratamiento de belleza que te ayudará a lucir la figura que deseas, consiguiendo que te olvides de complejos como la flacidez en brazos y piernas o la tan odiosa celulitis que nos impide disfrutar de las bonitas prendas veraniegas y sentirnos cómodos con nuestro cuerpo.

Tratamiento Reaction® para cuerpo y rostro de CaroliHealth Club

 Reaction®, es un exclusivo tratamiento de radiofrecuencia que en función de la temperatura en la que trabaje, realiza lipólisis (método innovador de cirugía estética promovido y conocido como una técnica poco invasora, la cual tiene un impacto mínimo en el cuerpo y posee enormes beneficios en la eliminación de grasa) o reafirmación del tejido. En CaroliHealth Club, el protocolo que se sigue en una sesión corporal comienza utilizando un infrarrojo que sirve para calentar la zona, lo que provoca una vasodilatación que facilita una mayor combustión de la grasa. Además, una de las ventajas del sistema, es que permite realizar distintas combinaciones de programas para centrarse en el problema que se quiera tratar ya sea flacidez, retención de líquidos, acumulación de grasa o piel de naranja.


 CaroliHealthClub_Reaction


¿Resultados? Remodelación del contorno, reducción de la circunferencia corporal y minimización de celulitis.

 Reaction® también puede ofrecer numerosos beneficios en cuanto al cuidado del rostro se refiere, el uso de la radiofrecuencia ayuda a conseguir un tono de piel más uniforme además de aportarle mayor luminosidad. Los resultados son visibles desde la primera sesión.

 Deja de preocuparte por el verano, olvídate de las inseguridades ¡y a lucir palmito!