El Cupping o Terapia con Ventosas
es un tratamiento increíblemente antiguo
y universal procedente
de la Medicina China,
extendiéndose desde muy temprano
por las distintas culturas.Historia de la terapia
con ventosas
El Cupping o Terapia con Ventosas es un tratamiento increíblemente an-
tiguo y universal procedente de la Medicina China, extendiéndose desde muy
temprano por las distintas culturas. En China, el primer escrito de la historia del
cupping data del año 280 d.C. si bien, se sabe que su práctica se remonta a
más de 3000 años.
De acuerdo con la medicina tradicional china, el qì es una energía que fluye
por la Naturaleza, recorre todo el cuerpo y nutre el organismo. La interrupción
o bloqueo de su libre flujo es la base de desequilibrios en el cuerpo causando
trastornos físicos y psicológicos. A través del masaje de ventosas se estimula la
correcta circulación de la energía corporal.
En Europa y América, los médicos empezaron a utilizar esta terapia a principios
del siglo XIX y desde entonces ha venido confirmándose clínicamente lo que la
observación había mostrado desde hace más de tres milenios. Aunque olvida-
das por los médicos con la aparición de los antibióticos y la moderna farmaco-
logía, se han incorporado en los últimos años a la práctica terapéutica.
La terapia de aplicación de ventosas tiene aplicaciones muy amplias; en general,
tanto las enfermedades de la medicina interna, como las del sistema nervioso o
locomotor entre otras. Por ejemplo: resfriado, tos, asma, celulitis, dismenorrea,
parálisis facial, entumecimiento de los miembros.


Los mecanismos de acción de las ventosas inciden principalmente sobre la
dermis, de manera que modifican los intercambios nutricionales de sus células
y las de los tejidos subyacentes (fibrocitos, istiocitos, iastocitos y adipocitos),
provocando siempre una acción local y a distancia por acción refleja. La res-
puesta orgánica dependerá de la fuerza de succión, el tiempo de
permanencia y las zonas corporales donde se instale.
Esto le confiere un carácter sedante, llegando a una sensación
profunda de relajación. Simula la acción de un masaje en el tejido profundo.
Según los movimientos realizados pueden ser largos y de descarga, o circulares
y estimulantes, para las áreas de los molestos nudos y áreas de tejido rígido.
Con esta técnica se obtiene una mejoría de la celulitis, de la acumulación de
líquidos y de la circulación sanguínea, ya que también aumenta la producción
de colágeno y elastina, se eliminan los desechos orgánicos, exfolia la epidermis,
favorece la oxigenación del metabolismo celular, disminuye la tensión muscular,
lo cual produce un efecto de relajación, y estimula la curación de heridas y su
correcta cicatrización.
Beneficios
•     Elimina    el    estancamiento     y    la    inflamación.
•     Drena    y    moviliza    los    líquidos.
•     Alivia    la    inflamación.
•     Seda    el    sistema    nervioso.
•     Expulsa    la    congestión.
•     Estira    los    músculos    y    el    tejido    conectivo.
•     Suelta    las    adhesiones.
•     Suministra    sangre    a    la    piel    y    limpia    toxinas.
•     Activa    la    circulación    de    la    sangre.
•     Retrasa    el    proceso    de    envejecimiento.
•     Mejora    el    funcionamiento    de    las    articulaciones.
•     Por    su    efecto    drenante,    también    se    emplea
en    el    masaje    facial    y    corporal.
Contraindicaciones
•     Personas    con    problemas    dermatológicos.
•     Embarazadas.
•     Problemas    circulatorios    graves.
•     Problemas    de    vasculares    superficiales    y    con    fragilidad.
•     Personas    sin    plasticidad    en    la    piel.

Tratamiento de la celulitis
La celulitis es una desestructuración del tejido celular subcutáneo o hipodermis
que se caracteriza por edematización y acumulación de grasa en algunas zonas
del cuerpo. Es un proceso degenerativo que se inicia con una alteración en el
normal funcionamiento de los vasos venosos y linfáticos que nutren y depuran
este tejido.
El masaje con ventosas es excelente para tratar la celulitis. Una
succión ligera permite el drenaje, mientras que una aplicación más
fuerte permite estimular la circulación y soltar las adhesiones. Esta
técnica de las ventosas deslizantes se aplica fundamentalmente en piernas, ca-
deras y en el abdomen,  pues son las zonas donde se acumulan con mayor
frecuencia los líquidos y es más común la aparición de la celulitis.
Este tratamiento debe realizarse acompañado de cosméticos y maniobras
manuales. Las ventosas resultan una herramienta de fácil manipulación y una
ayuda importante para conseguir resultados visibles. La succión que ejerce la
ventosa en contacto con la piel y las diferentes técnicas aplicadas al movimiento
de la ventosa proporcionan un masaje que mejoran los tejidos conjuntivos y
subcutáneos, activan la circulación sanguínea, y favorecen la movilización de
líquidos, lo cual se convierte en una eliminación de toxinas. Esta acción también
favorece la rotura del tejido adiposo.
En adición, la activación del flujo sanguíneo en la zona favorece la oxigenación
de las células, provocando la restitución de un tejido mucho más sano en don-
de los productos de desecho van a ser eliminados, el aporte de los nutrientes
resultará más efectivo.
El tratamiento estético a realizar debe ser complementado con un exfoliante,
un concentrado reductor y una envoltura de algas. Puede combinarse también
con alguna otra técnica de aparatología o como la realización de sesiones de
presoterapia que potenciaran la eliminación de toxinas.


Relaxing Vacuum Oil
Aceite de textura ligera y suave aroma. Su excepcional fórmula, a base de un
cocktail de aceites naturales, le confiere un potente efecto relajante y regenera-
dor de la piel.
Aceite    de    Jojoba: es un aceite natural compuesto en un 96% por ceramidas
y un alto contenido en vitamina E y F. Estas ceramidas son muy similares a las
de la piel por lo que ejercen una profunda hidratación y ayudan a reestructurar
el equilibrio hídrico de la piel gracias a la reducción considerable de la pérdida
transepidérmica de agua. Favorece la regeneración de la capa hidro-lipídica de
la epidermis.
Se utiliza especialmente en casos de deshidratación y sequedad extrema de la
piel. Sobre todo en pieles que presenten descamación y desequilibrios de sebo.
Posee también propiedades anti-inflamatorias.
Aceite    de    Rosa    de    mosqueta: tiene un alto contenido en ácidos grasos cuya
principal acción es la de hidratar, nutrir y regenerar la piel. Previene del enveje-
cimiento prematuro de la piel. Posee cualidades cicatrizantes que lo convierten
en un activo excepcional para la curación de zonas afectadas por quemaduras
o expuestas a radioterapia.
Aceite    de    Argán: posee gran cantidad de ácidos grasos esenciales como el
oleico y linoleico y es muy rico en vitamina E. Tiene propiedades hidratantes y
regeneradoras.
Aceite    de    Soja:    tiene propiedades antifúngicas y bacterianas. Es muy aprecia-
do en las formulaciones de aceites corporales por sus propiedades hidratantes,
regeneradoras, protectoras y suavizantes. Además el aceite de soja tiene pro-
piedades anti envejecimiento debido a su acción antioxidante.
Aceite    de    Baobab: excelente regenerador, ideal para pieles secas y castiga-
das, que además protege de las agresiones externas. Es rico en vitaminas y
ácidos esenciales. El aceite de Baobab posee propiedades analgésicas que
alivian las contracturas y los dolores musculares.
Aceite    de    Nuez    de    Macadamia: rico en ácido palmitoleico que contribuye al
mantenimiento de la funcionalidad cutánea. Posee gran capacidad de proteger,
nutrir, suavizar y acondicionar la piel. Es un buen antioxidante. Nuevos Productos:
Ventosas
Se trata de ventosas de silicona ya que en comparación, con otras exis-
tentes en el mercado, es más fácil controlar la fuerza de succión ejercida en
cada punto y a su vez el masaje con ambas ventosas resulta más agradable
para el paciente.
Aceites
Para la realización del Vacumm Massage tenemos dos opciones de aceites a
elegir según el tratamiento a realizar:
•     Relaxing    Vacumm    Oil
•     Anti-Celulite    Vacuum    Oil
Ambos aceites tienen una textura sedosa, no grasa que deja la piel perfecta-
mente hidratada y suave sin sentir el cuerpo untuoso.
El aceite viene presentado en una botella opaca con vaporizador que permite
una fácil aplicación.Anti-Cellulite Vacuum Oil
De aplicación localizada. Una fórmula especialmente diseñada para mejorar las
alteraciones implicadas en el desarrollo de la celulitis así como en los problemas
circulatorios.
Fucus    vesiculosus: es un alga parda rica en ácido algínico y yodo orgánico
que favorecen la movilización del líquido retenido, estimula la circulación sanguí-
nea y elimina toxinas.
Rosmarinus    officinalis: es muy utilizado en cremas cosméticas anti-edad,
pues es un excelente antioxidante. Es descongestivo, desinflamatorio, cicatri-
zante, refrescante y astringente.
Hedra    Helix:    es rica en yodo que favorece la eliminación de grasa y edemas
implicados en la celulitis. La hiedra contiene saponinas y flavonoides que activan
la circulación sanguínea y tratan problemáticas como la insuficiencia venosa,
varices, baja resistencia capilar.
Paullinia    cupana    –    Guaraná: muy rico en cafeína, aceites esenciales, minera-
les, guaranina y flavonoides, gracias a su efecto lipolítico, es de gran ayuda en el
tratamiento de la obesidad y la celulitis, disminuyendo el acumulo de lípidos en
los adipocitos. Además estimula el sistema de retorno venoso.
Naranja    amarga: contienen flavonoides que ejercen una acción venotónica y
vasoprotectora, reduciendo la permeabilidad capilar y aumentan la resistencia.
La acción de los flavonoides favorece en gran medida la disminución de edemas
circulatorios, aliviando la pesadez y el dolor de las piernas.