Noelia Granell, formadora en técnicas de manicura, pedicura y uñas esculpidas de la Escuela de Imagen Personal Thuya, desde 2007, se ha convertido en flamante miembro de la Asociación de Jurado Internacional. Se trata de la primera convocatoria que se hace para convertir a las mejores profesionales de las uñas en jurados internacionales. Noelia compitió con 25 participantes y lo consiguió. Sin duda un hito del que nos habla a continuación.

EXPERTOS EN UÑAS.: ¿En qué consiste exactamente este sello o premio de jurado internacional?

NOELIA GRANELL.: Hasta el momento, cuando íbamos como jurado a un certamen de uñas no existía ninguna titulación que acreditara que estábamos preparados para juzgar los trabajos realizados. La experiencia profesional como formadora de técnica en uñas esculpidas ha sido hasta el momento uno de los requisitos por los cuales podíamos ejercer como jurado. La forma de evaluar en un certamen entre los miembros del jurado, siempre ha sido muy similar, ya que los profesionales de las uñas conocemos a la perfección como debe ser evaluada una uña esculpida. La forma de evaluar es muy similar entre todos nosotros, pero no exactamente igual, por ello se ha creado INJA (Internacional Nail Judge Association). Una asociación formada con el objetivo de que todos los profesionales de las uñas que participen como juez nacional o internacional de campeonatos de uñas juzguen y evalúen los trabajos de la misma manera.

 

E.U.: ¿Qué requisitos pedían para poder participar en este certamen?

N.G.: Ser profesor certificado del sector y tener experiencia de al menos dos años. Ser técnica profesional de uñas con un mínimo de tres certificados y haber realizado cursos anuales de actualización. Y también haber ganado alguna competición tanto nacional como internacional.

 

 

E.U.: ¿Y cuáles fueron las pruebas o exámenes a superar?

N.G.: El curso consta de una completa formación teórica donde se mencionan todos los campeonatos de uñas que existen actualmente y cómo se desarrollan cada uno de ellos. Además se explican detalladamente cuáles son los criterios de evaluación de cada técnica aplicada a la uña esculpida, desde la uña clásica de salón, la uña de competición así como también la evaluación de todas las técnicas de decoración. Una vez recibida la formación tuvimos que trabajar y superar dos tipos de pruebas, una teórica, donde el margen de error es mínimo (son muy estrictos) y una prueba de evaluación práctica donde debemos evaluar (como jurado) mediante puntuación, diferentes tipos de técnicas explicadas durante la formación teórica

 

E.U.: ¿Tuvo que hacer alguna demostración práctica aparte de teórica?

N.G.: Tuvimos que realizar una evaluación práctica de varios trabajos (simulando la evaluación como jurado). Pero nosotros no trabajamos ninguna técnica ni tuvimos que hacer demostración.

 

E.U.: ¿Qué ha significado para Noelia esta experiencia?

N.G.: Ha sido una experiencia muy gratificante ya que el realizar este curso y superarlo me ha hecho mirar hacia atrás en el tiempo y recordar cuáles fueron mis inicios, cómo poco a poco he ido creciendo dentro de mi profesión, empezando siendo alumna de un ciclo formativo de estética donde me inicié en el mundo de las uñas. Seguidamente, después de un largo tiempo de formación y pasando a formar parte como docente técnica de uñas esculpidas, presentándome a varios campeonatos donde he conseguido subir al podium. Y, por último, conseguir el logro de poder estar titulada por INJA (International Nail Judge Association). En definitiva, es un punto de inflexión importante en mi trayectoria profesional.