Contornea el rostro, borra signos de cansancio, reafirma el óvalo, eleva el pómulo e incluso borra ojeras.

Las inclemencias climáticas, polución y otros factores externos provocan que la piel de zonas delicadas y expuestas como el rostro y el escote sufran y presenten un aspecto cansado y envejecido por la degradación de colágeno sufrida y por la oxidación.

FIRMING 360 FACE  es el protocolo diseñado por Marta García, que te cuida por dentro y por fuera. Mejora la reparación del colágeno hasta en un 80% y la oxidación en un 50%.

Se trata de un tratamiento especialmente creado para contornear el rostro, borrar los signos de cansancio, reafirmar el óvalo facial, elevar el pómulo e incluso borrar ojeras. El protocolo más completo que te cuida por dentro y por fuera y que tiene en cuenta la salud de la piel.

En primer lugar, se realiza una higiene facial antioxidante que devuelve a la piel las vitaminas y minerales que le faltan. Entonces se combina aparatología de última generación como radiofrecuencias multipolares con 4,5 cms de penetración y ultrasonidos con principios activos ricos en vitamina C Ester de bajo peso molecular y oxígeno. Estos principios activos hacen que la reparación de colágeno sea todo un éxito en tiempo record.

 

Para completar la sesión en clínica, se debe realizar una completa higiene alimentaria personalizada en casa y rica en omega 3 y 6 EPA y DHA durante al menos un mes. Además de seguir una pauta de suplementación con nutricosmética que hará de precursora de esos colágenos que el organismo no puede asimilar.

También será necesario aplicar mañana y noche un precursor de nuestro propio colágeno de bajo peso molecular.

Los resultados son totalmente visibles y medibles, gracias a las pruebas RGB y RGA del Scanner Facial 4D de Marta García, observando una mejora de la reparación del colágeno hasta en un 80% y un 50% de la oxidación. En definitiva, una piel mucho más joven, tonificada y fresca con una densidad y volumen de tejido más turgente.

 

Las curas mensuales se realizan en bloques de 8 sesiones, dos por semana y, dependiendo de cada caso, se puede pasar a mantenimiento o seguir el tratamiento de choque.