Los efectos del frío pueden traer consecuencias muy negativas para nuestra piel. Las bajas temperaturas provocan que los capilares se contraigan, disminuyendo la irrigación sanguínea. Comienza entonces a entrar menos oxígeno y nutrientes en las células, por lo que la renovación celular se paraliza dando lugar a un aspecto de la piel opaco y grisáceo. Además  ésta se vuelve tirante y se impide que la secreción sebácea llegue a la superficie a nutrir la dermis, dejando la piel seca y sensible.

La tecnología…
El Sistema Proionic® es capaz de proteger, oxigenar e hidratar los tejidos sometidos a bajísimas temperaturas.Especialmente en las zonas más expuestas al frío como son las manos y el rostro, aunque se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo, incluyendo los pies. Está indicado tanto para fortalecer la piel ante el frío de forma preventiva como para recuperar las pieles que ya han sido castigadas por el cambio estacional.

Beneficios
– Incrementa el metabolismo celular
– Fortalece la piel ante la agresión del frío
– Estimula la circulación en la matriz extracelular
– Activa la nutrición celular
– Incrementa la vasodilatación
–  Favorece la oxigenación tisular y celular

¿Cómo funciona?
El Sistema Proionic® es una de las tecnologías más demandadas en el ámbito de la estética. A través de una eficaz e inocua actividad de optimización de la actividad de las células, se recupera la vitalidad de los tejidos, preparando la piel antes de la llegada del frío y regenerándola después. Estos efectos se consiguen no sólo durante el tratamiento sino que perduran en el tiempo, ya que una de las principales características del método es dotar a las células de un mecanismo inocuo que potencie su propia capacidad de recuperación, sin ningún riesgo sobre nuestra salud.
La técnica se consigue a través de la aplicación de una corriente con una frecuencia específica (448 kHz) vehiculizada a través de dos electrodos, y un aumento de la temperatura corporal (no de calor) a nivel profundo entre 3 y 5 grados. El tratamiento es cómodo y muy agradable tanto para el receptor como para quién lo aplica.

Paso a paso
Fase 1: Canalización energética.
El objetivo de esta fase es estimular puntos “energéticos” que preparan y mejoran la respuesta del tejido; se coloca la placa neutra sobre zona más cercana y paralela posible a la que se desea tratar, siempre ejerciendo un buen contacto. Se utiliza el electrodo capacitivo, mediante aplicaciones locales cortas en puntos concretos localizados, para que de ese modo se activen las zonas específicas de interés.
Fase 2: Tratamiento focalizado.
Se emplea un electrodo capacitivo de mayor tamaño y mediante movimientos circulares y de drenaje, se trabaja la parte del cuerpo a tratar. Se repite el procedimiento con el electrodo resistivo (para acceder a mayor profundidad) realizando siempre movimientos ascendentes apropiados
Fase 3: Equilibrio final
Por último es necesario un reequilibrio global de la energía para relajar la zona tratada. En esta fase se aplica el electrodo capacitivo con movimientos de drenaje.

Duración de la sesión:de 30 a 50 minutos según la zona.
Sesiones necesarias: el efecto se aprecia desde la primera cita.
Precio: de 45€ a 90€ sesión aproximadamente, en función de la zona.