No es de extrañar que la revista Yo Dona haya incluido a la fundadora de Oxigen en la lista de las mujeres más influyentes de nuestro país. Su centro de belleza lleva más de 35 años siendo un referente y a él acuden algunos de los rostros más conocidos y admirados para poner a punto su piel –y su espíritu-. Judit Mascó y Vanesa Lorenzo son solo algunas de sus fieles clientas. Estrella Pujol está feliz con este reconocimiento y repasa su trayectoria.


Diplomada en Enfermería, trabajaba en la Seguridad Social cuando se percató del creciente interés por la estética y no lo dudó a la hora de matricularse en Dietética, Nutrición y Homeopatía para abrir el primer centro Oxigen en Barcelona. Los comienzos fueron duros, pero en la actualidad, a base de trabajo, pasión, saber hacer y formación constante, ha conseguido que modelos como Judith Mascó y Vanessa Lorenzo tengan en sus cabinas su “segunda residencia” y tratar hasta a tres generaciones de una misma familia.

El nombre del centro no fue aleatorio. “La palabra me inspiraba porque implica respirar, y siempre quise que mi centro de estética fuese un espacio para tomarse un respiro y desconectar además de para cuidarse” explica Estrella.

La honestidad siempre ha sido una constante, y eso es lo único que deja una clientela fiel. Como ella misma aclara, “siempre he desechado cualquier tratamiento del que no pudiera asegurar resultados, y para que éstos sean satisfactorios se necesita una combinación de las mejores manos y los aparatos más punteros, en los que nunca hemos dejado de invertir”.

La importancia de la conexión entre cuerpo y mente no es algo nuevo para la directora de Oxigen, “durante estos años de profesión siempre he creído en la conexión total entre ambos”. ¿El punto fuerte del centro?, no hay duda, “El trato exquisito con las clientas, el mimo, la atención sincera y la honestidad. Para ello, hay que realizar un seguimiento desde el principio -con un diagnóstico exhaustivo- hasta el final. No creo en los tratamientos en serie, ni por tanto, en ofertas del mes o de la temporada. El cuerpo es la máquina de la vida, y si lo podemos cuidar y mimar para que funcione mejor, se notará por dentro y por fuera”.

Los últimos tratamientos incorporados al centro demuestran a la perfección este saber hacer y la búsqueda de activos y aparatología de vanguardia. Su “carta” ya incluye un masaje oncológico para aliviar las molestias de los pacientes asociadas a la enfermedad, un lifting ultra-flash a base de una nueva luz infrarroja de onda corta o un masaje ayurvédico exprés a cuatro manos que traslada a sus clientes al Nirvana en solo 30 minutos.