Las curvas han retornado, y no lo han hecho sólo a nivel físico, inmersas en cuerpo de voluptuosas mujeres como Scarlett Johansson o Monica Belluci. También han venido acompañando a faldas y vestidos, dando vuelo y un aire que respira glamour, distinción y elegancia a quienes decidan optar por ellos. Aquí, la diseñadora Maya Hansen las ha combinado con otro de los imprescindibles de las fiestas, los corsés. Para el maquillaje ha escogido otra tendencia: las extensiones de pestañas. El rostro, de nuevo, en tonos claros y los labios destacados. El look tan años 60 que recobra, sin embargo, su carácter más actual gracias a un moño con efecto peinado-despeinado.