DESCUBRE LA COSMÉTICA QUE PUEDES –Y NO PUEDES- UTILIZAR

El embarazo es un momento de enorme ilusión ¡y de dudas! Y muchas se centran en la cosmética, ¿qué puedo usar?, ¿será seguro? Nuestros expertos en piel te sacan de duda, te explican los activos a evitar y la cosmética que SÍ puedes utilizar.


Aceites esenciales.

“A pesar de las clásicas recomendaciones de que los aceites deben evitarse las 12 primeras semanas de embarazo y nunca aplicarse de manera directa sobre la piel, mi consejo es evitarlos de manera total durante todo el embarazo e incluso durante
la lactancia. Los aceites esenciales de romero, ajenjo, o salvia por ejemplo, son abortivos; o los de manzanilla y apio por su parte, estimulan las contracciones del útero”, Pedro Catalá, Doctor en Farmacia y Cosmetología y fundador de Twelve
Beauty.

 

Vitaminas.

“Hay que controlar el uso de las cremas con alto contenido en vitaminas liposolubles – A, la D, la E y la K -, puesto que se acumulan en la grasa y pueden pasar la barrera placentaria”, Dra. Paula Rosso, del Centro Médico Lajo Plaza.

 

Retinol

“El uso de la Vitamina A (ácido retinoico) y sus derivados (retinol, retina, retinaldehído, palmitato de retinol) están completamente prohibido durante el embarazo”, Dra. Paula Rosso, del Centro Médico Lajo Plaza.

 

Ácidos.

“Deben evitarse las cremas anti-manchas, anti-acné o antienvejecimiento que contengan alfahidroxiácidos (salicílico, glicólico…)”, Paola Gulgiotta, fundadora de Sepai y master en Dermocosmética.

Hidroquinina.

“Se trata de un despigmentante muy utilizado en casi todas las formulaciones magistrales y en cremas antimanchas, que puede llegar a atravesar la placenta y producir algún daño en el bebé”, Dra. Paula Rosso, del Centro Médico Lajo Plaza.

 

Cafeína.

“Muy presente en las cremas anticelulíticas y también en los contornos faciales (aunque en dosis mucho más bajas que en los cosméticos corporales), hay evidencias científicas de que penetra vía transdérmica, atravesando la placenta y pudiendo alterar el sistema nervioso del bebé. También conviene evitarla durante la lactancia”, Paola Gulgiotta, fundadora de Sepai y master en Dermocosmética.

 

Filtros químicos.

“A la hora de elegir un protector solar, es recomendable optar por aquellos que tengan filtros físicos y evitar los químicos que penetran en la piel y pueden contener sustancias tóxicas para el embarazo”, Dra. Paula Rosso, del Centro Médico Lajo Plaza.