La tecnología I2PL de los equipos Ellipse se sustenta en el principio del Modo de Filtración Dual (MFD), es decir, en la capacidad de filtrar de forma efectiva las longitudes de onda no solo de la parte inferior a través de un filtro de color sino también, y de forma exclusiva, de la parte superior del espectro mediante agua física.

La tecnología de MFD de Ellipse es ahora aún más sólida, ya que se nos ha otorgado la patente americana para utilizar agua como uno de nuestros filtros.

 

El Modo de Filtración Dual combinado con la Tecnología de Pulso Cuadrado son la principal razón por la cual Ellipse utiliza mucha menos energía en comparación con otros equipos IPL. El MFD nos permite filtrar y eliminar todas las longitudes de onda innecesarias acotando la luz emitida al cromóforo a tratar evitando un calentamiento inespecífico de la piel.

 

En otras palabras, Ellipse entrega sólo la luz del espectro que se absorberá en la melanina o la hemoglobina. Esta es la razón por la cual los sistemas Ellipse no necesitan refrigerar la piel durante el tratamiento, ya que no calientan el agua de la piel. Por esta razón, los sistemas Ellipse necesitan menos energía que los otros sistemas IPL y además, consiguen mejores resultados. También nos permite entregar pulsos cortos o muy largos sin la necesidad de fragmentarlos en tren de pulsos.

 

La Tecnología de Pulso Cuadrado asegura que la energía alcance inmediatamente el nivel deseado, permanezca en ese nivel mientras dura el pulso y finalice instantáneamente. Como resultado el disparo de Ellipse es estable y minimiza el riesgo de efectos adversos.

 

El Modo de Filtración Dual combinado con la Tecnología de Pulso Cuadrado proporcionan tratamientos más seguros con resultados mucho más efectivos y en menos sesiones.