Es el botox de la naturaleza, el que consigue efectos milagrosos y del que son incondicionales celebrities como Kate Middleton, Victoria Beckham, Gwyneth Paltrow, Claudia Schiffer y las hermanas Minogue. Todas reconocen que el aliado misterioso no es otro que el veneno de abeja y a él se están sumando famosos y rostros conocidos también de nuestro país. Ahora, en Madrid, los Centros Médico Estéticos Cristina Álvarez tienen en exclusiva el producto que ellos tienen en sus casas y llevan en su bolso: Bee Venom, de Heaven, de la prestigiosa esteticista británica Deborah Mitchell.

¿Cómo funciona el botox de las abejas?

El organismo manda sangre a la zona en la que ha recibido el veneno de abeja mejorando la circulación sanguínea e incrementando la producción de colágeno y elastina. Sus capacidades antibacterianas y regenerativas son de impacto y su reparación celular inmediata.

Imagen 1

Mejora además las zonas del rostro más contracturadas consiguiendo una piel suave y con mayor firmeza, mientras actúa de barrera contra los radicales libres.

Posee propiedades antibióticas y analgésicas por lo que las personas con problemas de piel hipersensible o con acné, también notan la diferencia.

El secreto a voces de la realeza y de las famosas

Uno de los rostros tratados con Bee Venom, y que más vueltas ha dado al mundo, es el de Kate Middleton el día de su boda. Por consejo de Camila Parker Bowles se animó a someterse al tratamiento “Picadura de abeja” y el resultado es de sobra conocido: una piel luminosa y resplandeciente, a pesar del estrés al que la mujer del Príncipe Guillermo está sometida por su agenda diaria. Y ahora, el mismo tratamiento que utiliza la Duquesa de Cambridge o celebrities como Victoria Beckham, lo tenemos en Madrid y de manera exclusiva. Además, sin necesidad de someterse literalmente a la picadura directa de una abeja.

La Línea Bee Venom, con la que cuenta Cristina Álvarez en sus centros, proporciona todos los beneficios del veneno de abeja con la comodidad de aplicarlo en casa y también como complemento al tratamiento que se desarrolla en cabina, Bee Sting Facial. Durante una hora, la piel recibe los mejores activos naturales mediante una técnica que trabaja en sinergia con Bee Venom, consiguiendo un efecto antiedad inmediato y la sensación de rejuvenecimiento instantáneo.