Popularizada principalmente en la India y otros muchos países orientales y anglosajones, la técnica tradicional de la depilación con hilo lleva ya varios años implantada en nuestro país con gran éxito, como en los centros Twentynails de Madrid, con interesantes propuestas desde principios de año. www.twentynails.com

En Estados Unidos y Gran Bretaña, el llamado “threading” es todo un boom, arrasando entre las celebrities que se declaran incondicionales de esta técnica que funciona principalmente en la cara, eliminando el pelo con un hilo que actúa a modo de pinza. Básicamente, se realiza enroscando el hilo (cortado a la medida o desde la bobina) y haciendo un lazo, para después girarlo entre cinco a diez veces sobre la piel y extraer el vello desde el folículo. Los dedos índice, corazón y anular de ambas manos juegan un papel primordial a la hora de extraer el pelo, formando esa imagen de 8 o de X que entre abrir y cerrar, estira el hilo que atrapará los pelos arrancándolos de raíz.

Ventajas de la depilación con hilo:

–       Es adecuado para todo tipo de pieles (lo que no ocurre con la cera, por ejemplo).

–       Su efecto peeling previene la aparición de arrugas y suaviza las ya existentes.

–       Es mucho más rápido, preciso e indoloro en la mayoría de casos (excepción en ocasiones con el labio superior).

–       No irrita la piel ya que el hilo no llega a tocarla. Recomendable además para personas con piel excesivamente sensible.

–       Una vez eliminado el vello, tarda más tiempo en salir que utilizando otras técnicas.

 

En el caso de las cejas, te recomendamos también el tratamiento Hi Brow, con el que conseguirás unas cejas perfectas combinando depilación con cera, pinza, hilo, tinte y perfilado con polvos semipermanente