Durante los últimos años la filosofía del clean eating, es decir, la alimentación limpia, natural y libre de procesados se ha puesto de moda, pero este 2019 promete ser el año del clean sleeping. Si quieres lucir una piel radiante este año vas a tener que empezar a preocuparte por dormir más y mucho mejor. ¿Cómo lo puedes conseguir? Regulando correctamente la temperatura de tu cuarto, evitando la entrada de luz, acostándote siempre a la misma hora y pasando menos tiempo enganchada a Instagram ¡Todo sea por levantarnos con mejor cara!


¿Alguna vez te has planteado la importancia que tiene dormir bien para el cuerpo y para lucir buena cara? Pues esto juega un rol tan poderoso y determinante en nuestros niveles de apetito y energía que podría ser una prioridad aún más importante que la dieta. La falta de sueño produce radicales libres que causan el envejecimiento prematuro, y si te fijas, cuando dormimos mal nuestra piel está cansada, sin brillo, tenemos ojeras y los ojos enrojecidos ¡y no queremos eso! Dormir suficiente (entre 7 u 8 horas como mínimo) es uno de los mejores tratamientos antiaging, así que ya sabes, si quieres tener más energía y mantenerte más joven solo tienes que seguir estas normas básicas:
  • Cena ligero y no bebas cafeína ni alcohol antes de acostarte: Las digestiones pesadas dificultan un descanso placentero, así que quítate de la cabeza lo de comer pizza a eso de las 10 de la noche porque puede ser tu peor pesadilla. Elige algo más ligero y cena dos horas antes de irte a la cama, de manera que te acuestes sin tu sistema digestivo funcionando. Si quieres un sueño reparador olvídate también de los alimentos con cafeína 4-6 horas antes de dormirte, y evita el alcohol porque  aunque parezca que da sueño, pocas horas después de tomarlo actúa como un estimulante, aumentando las veces que uno se despierta en la noche.
  • Di hola al detox digital: Los dispositivos electrónicos estimulan el cerebro e inhiben la liberación de los neurotransmisores que hacen que nos durmamos. Dicho esto, apaga la televisión y deja en la mesilla la tablet y tu smartphone una hora antes de dormir para desconectar del estrés que generan las redes sociales (sabemos que esto es lo que más te va a costar pero lo agradecerás al despertar) y cámbialos por un buen libro. De esta manera, se te cerrarán los ojos mientras lees y tendrás un sueño más reparador. Si no te gusta leer, haz otras cosas que le permitan a tu cuerpo y mente relajarse, como yoga o un baño de agua caliente, que también funcionan.
  • La hora sí importa: Establecer una hora estricta a la que irse a la cama incluso en fin de semana es la clave. Por nuestros trabajos tendemos a acostarnos a una hora razonable entre semana, pero hacemos justo lo contrario los fines de semana. Cambiar la hora de dormir interrumpe la capacidad de nuestro reloj biológico a la hora de regular un patrón de sueño saludable, por lo que si consigues irte a la cama aproximadamente a la misma hora también el fin de semana ni siquiera necesitarás un despertador.
  • Conviértete en Batman por las noches: Para llevar a cabo correctamente el clean sleeping necesitas un ambiente silencioso, oscuro y fresco que te incite y te ayude a quedarte dormido. ¿Por qué crees que los murciélagos se meten dentro de las cuevas para dormir durante las horas del día? Baja bien las persianas y corre bien las cortinas para impedir que entren los rayos de luz y evitar así que te despiertes.
  • La clave está en la almohada: No es ningún secreto que para descansar en condiciones es mejor tener una buena almohada. Y eso lo saben bien en el hotel Barceló Illetas Albatros, donde disponen de una carta de almohadas para llevar a la máxima potencia el clean sleeping y asegurarte un descanso placentero y reparador. Además, cuando te despiertes puedes unirte también a la tendencia del cleaneating y disfrutar de los desayunos B-LikEat con vistas al mar que ofrece el hotel, que incluyen ingredientes naturales, orgánicos, de temporada y de proximidad para que empieces el día disfrutando de un desayuno rico, sano, variado, de calidad y de lo más apetecible.