Gisèle Delorme es toda una institución en Francia. Una profesional de la belleza con más de 35 años de experiencia como experta en envejecimiento, precursora de la Fitocosmética y pionera mundial en concebir el concepto de ‘cosmética personalizada’ en París ¡allá por 1977, desarrollando diferentes líneas de serums, cremas y tónicos (a estos últimos ella los denomina ‘lociones activas’, ya que también son tratantes y personalizables según tipo, estado de la piel y objetivos) que se combinan fácilmente entre sí, y que dan lugar a tratamientos de verdad a medida, altamente eficaces y creados para ser además holísticamente placenteros gracias a su increíble aromaterapia (la gran mayoría de sus productos están formulados a base de extractos botánicos puros) y a su exclusiva técnica manual de linfo-drenaje Arom’ Active, que estimula los intercambios circulatorios, potenciando la acción de los activos y eliminando cualquier rastro de tensión o cansancio en rostro, cabeza y cuerpo.

 

ser

Como no podía ser de otra manera, se trata de una firma esencialmente natural -sin parabenos, siliconas, alcohol, aceites minerales ni sulfatos- (en casi la totalidad de sus productos, salvo que lo precisen en pequeñas proporciones para que su fórmula resulte estable y eficaz). La filosofía de Gisèle Delorme, desde su concepción hasta hoy, se basa en respetar la individualidad de cada persona; en el hecho de que ‘2 personas con un mismo tipo de piel = 2 necesidades distintas’.

Conocida a nivel internacional por contar con la gama de serums* más amplia del mercado, actualmente cuenta con 23 serums para casi infinitas soluciones combinables (incluye 17 faciales, 4 capilares y 2 corporales), todos ellos con la posibilidad de mezclarse entre sí y aportar una respuesta especifica (luminosidad, equilibrio, hidratación intensiva…) cuando se combinan con cualquier otro producto de la marca.

Los serums faciales Gisèle Delorme están divididos en 3 ‘familias’ de tratamiento, de las que se prescribe (según necesidades dérmicas individuales) habitualmente 1 serum de cada grupo para utilizarlos juntos o por separado, mañana o noche: Esenciales (para piel mixta, seca, grasa, sensible…), Complejos Aromáticos (para adaptar la piel a los factores que alteran su bienestar en ese momento: estrés, climatología, alimentación/estilo de vida…) y Anti-edad (para tratar los síntomas del paso del tiempo y/o objetivos prioritarios: flacidez, manchas, falta de luminosidad…).  

Los serums Gisèle Delorme se utilizan de dos formas: puros/solos directamente sobre la piel, como primer paso de la rutina de belleza para un tratamiento intensivo (siempre después de limpiar y tonificar la piel) y/o como ‘customizador’ de cualquier otro producto de la marca (crema, mascarilla, tónico…), adaptándose así a las necesidades individuales de cada momento/etapa, tanto de día como de noche, simplemente añadiendo 6 gotas.

La tecnología empleada hace que todos los cosméticos GD tengan la capacidad de mezclarse y emulsionarse perfectamente entre ellos para conseguir la fórmula más adecuada a cada momento del año (por ejemplo, ‘piel mixta + cansancio/estrés + manchas’ o ‘piel seca + apagada + sin tono’ son tres baremos dérmicos solucionables a la vez, para lo cual los serums se pueden ir intercambiando, 100% a medida, para adaptarse a las condiciones y estados cambiantes de la piel, mezclándolos o no entre sí, según el momento).