Sin pareja sentimental, pero ni solos ni tristes. Estar soltero es un motivo de orgullo en 2019 y se celebra el día 13 de febrero. Es algo así como el #antisanvalentín o el #díadelorgullosingle, que, como otras celebraciones, hemos importado, en este caso de China.

Para festejar la soltería y el amor propio hay hasta quien se casa consigo mismo y lo comparte con el mundo a través de las redes sociales. Otros, simplemente aprovechan descuentos en viajes y  compras que anteceden a la fiesta oficial del amor, San Valentín.

La belleza es otra opción; nada mejor para fomentar la autoestima que cuidarse por fuera para sentirse bien por dentro. Con este propósito (y también para quienes aprovechen la ocasión para buscar pareja, si les apetece) Clínicas Dorsia ha realizado una selección con los mejores tratamientos.

Con el nombre de Lifting Líquido, la propuesta femenina engloba una renovación profunda de la piel en tres sesiones. Bajo la dirección médico-estética de la dermatóloga Virginia Sánchez, se ha diseñado este cóctel regenerador que combina, según diagnóstico personalizado, las herramientas beauty por excelencia: botox, hidroxiapatita cálcica, ácido hilaurónico y mesoterapia reticulada con vitaminas. Todo ello tras un peeling regenerador que prepara la piel para subsanar arrugas, además de rellenar pliegues y dotarlos de volumen.

Cellfina, la técnica más avanzada para atajar la celulitis, con resultados de hasta un 80% duraderos en tres años, centra la propuesta de mejora corporal de Dorsia.  Se trata de una intervención que aborda el problema en la estructura profunda de la dermis mediante aparatología, con un procedimiento mínimamente invasivo y una duración máxima de una hora. Aunque no requiere postoperatorio si se recomienda un reposo de veinticuatro horas.

Los hilos tensores son una buena opción para el rostro masculino ya que el varón siempre acusa de manera más pronunciada la llamada “ptosis gravitacional”, o lo que es lo mismo, la caída o descolgamiento de la piel debido al paso del tiempo. Este tipo de flacidez se combate temporalmente mediante la infiltraciónde hilos de colágeno que sujetan las estructuras faciales, logrando un efecto rejuvenecedor en pómulos y mandíbula. Su duración estimada es de doce meses.

Para quienes tiene problemas de pérdida de cabello, los microinjertos que exhiben presentadores de televisión, actores y deportes son un reclamo y una tentación para quienes sufren el problema de la alopecia desde edades tempranas. Dependiendo de cada caso particular, Dorsia ofrece las técnicas FUE y FUSS procedimientos que se realizan tomando cabello de zonas no afectadas por la pérdida, por no ser sensibles a la testosterona, hormona responsable de la caída

Ambos procedimientos comienzan con la extracción de cabello de la nuca y los laterales, áreas donde, por cuestiones genéticas, está garantizada de por vida la presencia de cabello. Una vez delimitadas las zonas donantes y receptoras se señalan con marcadores para distribuir el injerto capilar, La extracción se realiza mediante un bisturí cilíndrico de menos de 1 mm de diámetro. Las unidades foliculares extraídas se implantan formando densidades elevadas y naturales.

FUE es un tratamiento ambulatorio que se realiza bajo anestesia local, mientras que FUSS precisa de anestesia local y sedación y aborda calvicies más agudas.