Rojeces, sequedad, grietas, falta de vitalidad, son algunos de los síntomas que presenta nuestra piel cuando “necesita un respiro”. La contaminación medioambiental y digital, una mala alimentación, y “una cosmética no sostenible”, asfixian nuestra piel hasta el punto de obstruirla y no dejarla respirar.

Si a estos factores, le sumamos la edad; la producción de colágeno disminuye y las células pierden la habilidad de transportar oxígeno. El resultado es una piel incapaz de auto-regenerarse.

MERAKI propone la oxigenoterapia facial como tratamiento para estimular la actividad celular, aumentar su potencial energético e impulsar su renovación. Una exclusiva terapia no invasiva que combina oxígeno puro con un cocktail a base de
vitaminas, péptidos, aminoácidos y ácido hialurónico.

A través de aerógrafo que va expulsando oxígeno, se trabaja sobre la piel logrando un efecto relleno, jugoso y esponjoso de la epidermis.

Indicado para corregir y reparar las líneas de expresión y signos del envejecimiento, la oxigenoterapia facial nutre en profundidad e hidrata las pieles más secas, aumenta la elasticidad y suavidad de la piel, brinda efectos antioxidantes, además de ejercer un efecto lifting-tensor.

 

Beneficios oxigenoterapia facial

• Disminución instantánea de surcos.

• Relleno de las arrugas.

• Piel hidratada, tersa y luminosa.

• Piel más elástica y firme.

• Combate la flacidez del rostro.

• Combate los radicales libres.

• Mejora en la apariencia de manchas y cicatrices.

• Mejora en la apariencia de la piel con acné y rosácea

 

Protocolo en cabina

1.  Comenzamos preparando la piel con una doble limpieza.

2.  A continuación, se realiza una exfoliación a medida para conseguir un extra de luminosidad y unificar el tono.

3. Sobre la piel limpia, se aplica un cocktail personalizado y se trabaja el rostro, cuello y escote con un aerógrafo que libera oxígeno puro al mismo tiempo que repara, aporta un extra de hidratación y estimula la producción de colágeno y la elastina.

4. Finalmente se aplica un sellador que realiza un efecto lifting sobre las señales de envejecimiento y se aplica una crema en función del tipo de piel del cliente.

 

Resultado

Reconstruimos la piel dañada, oxigenamos, densificamos, alisamos e iluminamos.

Tensamos la piel y disminuyen notablemente las arrugas. La piel recupera su vitalidad y juventud.