Cristina Galmiche lleva más de dos décadas dedicada a la belleza y a ayudar a los demás a sentirse bien. Su ‘expertise’ la consagra como una de las profesionales más consideradas. Con dos centros en Madrid, disfruta de la fidelidad de sus clientes, no sólo españoles, sino llegados también de otros países en busca de soluciones a las ‘enfermedades’ de su piel y a las cuales da certera respuesta, Cristina Galmiche.

 

Nos abre la puerta de su Instituto de Belleza de la calle Ibiza de Madrid concris 2 un gesto amable, tal como es ella. Cristina Galmiche, experta en belleza y las enfermedades de la piel, como el acné, confiesa que “desde niña quise dedicarme a esto”. Y así lo hizo. Comprometida, toma la decisión de formarse a Suecia, y posteriormente, completa sus estudios en la prestigiosa academia Jean d’Estrées, corría el año 1989. “Desde entonces he sentido pasión por este mundo, una pasión que jamás me ha abandonado”.

 

EXPERTOS EN ESTÉTICA.: Es usted una experta en el tratamiento de enfermedades de la piel, caso del acné. Sus resultados la avalan. ¿Desde cuándo y por qué este compromiso con la investigación y el tratamiento de este tipo de alteraciones de la piel?

CRISTINA GALMICHE.: Personalmente, en aquella época, yo misma padecía y tenía acné. Y si en mi formación se trataba el acné para mejorarlo, lo que yo me propuse fue solucionarlo, y comencé a trabajar en esa dirección.

E.E.: Pero Cristina Galmiche, no sólo se queda ahí, desarrolla incluso su propia línea de cosméticos…

C.G.: Sí. De los 25 años que llevo trabajando, los 15 primeros los dediqué en cuerpo y alma al tratamiento del acné y eso me llevó también a crear mi propia línea cosmética. Bajo mi punto de vista, cuando una piel genera demasiada grasa hay que tener muy presente que no se debe incorporar a las formulaciones principios activos que la sequen o quemen o que provoquen en ella un cambio bacteriano. Esa fue la razón del nacimiento de mi propia línea.

E.E.: ¿Cómo ha evolucionado desde entonces y hasta ahora la investigación en cosmética?

C.G.: La evolución en este campo ha sido meteórica. La investigación llevada a cabo no sólo en cosméticos, sino también en tecnología y aparatología nos ofrece hoy día importantes e imprescindibles logros, muy apreciados no sólo por los profesionales, sino por supuesto, y de modo obligado, satisfactorios para nuestros clientes. Una evolución con la que a su vez también hemos evolucionado nosotros. Así, en los institutos Cristina Galmiche no sólo tratamos un acné sino que ofrecemos y desarrollamos tratamientos tanto faciales como corporales para tratar desde la celulitis o la flacidez a las machas, etc., con resultados espectaculares, tanto en facial como en corporal.

E.E.: ¿Cuál es la mejor cualidad de Cristina Galmiche?

C.G.: Tener la convicción de que no lo sé todo, por lo que sigo investigando y tratando de mejorar cada día en mi trabajo.

E.E.: ¿Su ‘consejo de belleza’ es…?

C.G.: Imprescindible para mantener la salud de la piel, comenzar cada día el ritual de belleza con una limpieza o higiene facial y una crema adecuada a las necesidades de nuestra piel. Ésta no se debe escoger al azar o porque nos la recomiende una amiga. En los institutos de belleza estamos encantadas de poder diagnosticar y en consecuencia, ofrecer el producto idóneo a aplicar mañana y noche. Esto en casa, porque, por supuesto, se ha de acudir al instituto. En mis centros, lo primero que hago es realizar una higiene u oxigenación profunda. De nada sirve un tratamiento de activos o aparatología si no realizamos previamente la higiene. De este modo entraremos aún más y mejor en contacto con cada piel, lo que posibilita que el diagnóstico sea a su vez aún más preciso, con un resultado satisfactorio. Para mí, por tanto, es imprescindible en cualquier caso y con toda clienta realizar previamente una correcta higiene u oxigenación de la piel.

E.E.: ¿Qué le distingue a Cristina Galmiche del resto?

C.G.: (Sonríe) Eso lo tendrían que decir mis clientas. Pero te diré algo, no me gusta vender fantasía. Siempre que doy una información me pongo en la ‘piel’ de quien tengo enfrente.

 

image001

 

(Por Pilar Roldán @proldan5)

Las

edades

de la piel

 

Cristina Galmiche nos ofrece su análisis

de las “Edades de la piel”, proponiéndonos

acciones muy concretas en función de la misma.

 

– A los 20 –

A esta edad el acné aún afecta a muchos jóvenes cuyas pieles están asfixiadas por la falta de una buena limpieza o por el uso de maquillajes demasiado densos.

Nuestro tratamiento se basa en la limpieza profunda, la eliminación de la infección, sin agresión, cuidando y regenerando la piel, y sin dejar marcas.

 

– A los 30 –

Aquí la piel precisa de higiene, de oxigenación y de tratamientos antiedad ricos en activos como el ácido hialurónico, elastina, silicio, etc. Todo ello acompañado de la línea de cosméticos más apropiada a cada tipo de piel.

Cristina Galmiche emplea métodos no invasivos contra los síntomas del envejecimiento. Las bolsas, la flacidez, la fragilidad vascular o las arrugas ya no serán un problema.

 

– A los 40 –

Más joven, sí, ¡pero natural! Para ello, junto a la imprescindible limpieza llevamos a cabo tratamientos que utilizan las nuevas tecnologías que acaban con los signos del envejecimiento.

El tensado de piel sólo es posible mediante la estimulación del colágeno, lo que se consigue con una combinación de infrarrojos y de radiofrecuencia que llega a las capas más profundas, activándolo desde la raíz. El mejor método no invasivo contra los síntomas del envejecimiento.

_MG_8915