Descubre con St. Tropez cómo conservar ese bronceado -¡que tanto te favorece!- todo el año gracias a estos sencillos tips de experto.


LA DUCHA, NO MUY CALIENTE.

El agua demasiado caliente puede deshidratar la piel en exceso y que esta se ‘pele’ más rápido. ¡Apúntate a las duchas refrescantes!

HIDRATAR, HIDRATAR Y TAMBIÉN HIDRATAR.

Si eres de las que según vuelves de las vacaciones relegas la crema hidratante hasta el próximo verano, ¡te equivocas! La hidratación es esencial para mantener un tono bonito y duradero. Elige fórmulas ricas en vitaminas e ingredientes altamente hidratantes como el ácido hialurónico.

EXFOLIAR, DOS VECES A LA SEMANA.

Tranquila, que el bronceado no se irá antes, ¡al contrario! Eliminar las células de la piel ayudará a mantener un bronceado más bonito y por más tiempo.

 

HIDRATAR, TAMBIÉN POR DENTRO.

Aunque el calor afloje, no olvides beber agua suficiente. Mantenerse hidratado ayuda a prolongar la vida de todas las células –incluidas las de la piel-.

Y POR SUPUESTO, ¡AUTOBRONCEAR!

La piel del rostro y del cuerpo de la manera más fácil y sencilla con St. Tropez Self Tan Purity Bronzing Water. Bruma Facial de Agua Bronceadora y Mousse de Agua Bronceadora que proporcionan un bronceado natural todo el año. Gradualmente desarrollan un color uniforme en ocho horas proporcionando un look natural en tan solo una aplicación.