Nuestras espaldas son a menudo la zona más difícil de mantener y cuidar. Esta zona de nuestro cuerpo, difícil de alcanzar, a veces sufre un descuido. Pero como la cara, de vez en cuando se necesita una limpieza profunda. Un facial para la espalda, o sea un back facial o un Bacial.

 Hay que cuidarla todo el año, pero después del verano, es importante darle un toque especial para equilibrarla tras sufrir agresiones de sol, playa, mucha crema solar, etc. Y sobre todo si es una zona, donde podemos sufrir alteraciones de la piel. Un poco de TLC (tender loving care) no solo vendrá bien a la espalda, sino a nuestro estado de ánimo también, ya que la mayoría del tratamiento ofrece un relax absoluto.

Bacial Chi Spa

Empezamos con una suave exfoliación nutritiva de dual acción de la espalda. La mezcla exfoliante de azúcar y sales marinas ayudan a eliminar las células muertas, mientras las enzimas de papaya trabajan las capas más profundas de la piel. Se retira el scrub con una toalla calienta húmeda.

A continuación, se realiza extracción para purificar las zonas afectadas. Se aplica un producto que ayuda a dilatar los poros, para que el proceso no sea incomodo, ya que se trata de una superficie mayor a la cara.

Después de la extracción, se aplica una mascarilla detox natural para purificar y equilibrar la piel. Su contenido de minerales, ayuda a eliminar toxinas. También contiene ingredientes anti-inflamatorios que promueven la vitalidad de la piel. Caléndula tiene un efecto calmante y aclarante. Durante la mascarilla, se realiza un masaje circulatorio de piernas.

Al retirar la mascarilla, procedemos a  la parte favorita del tratamiento, al masaje de espalda, hombros y cuello. Este masaje puede ser deportivo, o sea profundo, o relajante, según el estado de animo y las tensiones acumuladas.

El resultado es una piel sueva, purificada, con la circulación estimulada. Y un bienestar absoluto de alma y cuerpo.

En Chi Spa
Conde de Aranda 14, 28001 Madrid  
Tel: 91.578.1340