La piel del contorno del ojo se caracteriza por ser más fina y delicada que en el resto del rostro. Además, es un área sometida a actividad constante por el movimiento continuo de los ojos. Las bolsas se manifiestan como un antiestético descolgamiento debido a una pérdida de tono en el músculo y en la piel. Pueden ser provocadas por cúmulos de grasa o simplemente por un exceso de líquidos y toxinas. Por su parte las ojeras son una alteración de la coloración de la delicada zona del contorno de ojos, donde los vasos sanguíneos son más visibles debido a lo transparente y fina que es la piel. Las bolsas junto con las ojeras dan aspecto de cansancio a quienes las sufren, además de contribuir a una mirada triste y poco juvenil. Pueden ser hereditarias, pero existen otros factores que contribuyen a hacerlas más visibles como el consumo de alcohol o tabaco y la falta de sueño. Sibari Republic, la firma de cosmecéutica unisex que formula con principios activos de primera calidad y en altas concentraciones para resultados eficaces, te cuenta los mejores consejos para evitarlas y nos presenta Anti-fatigueEyeContour, un contorno en formato roll-on, que combina un complejo de ingredientes bioactivos seleccionados específicamente para tratar este área.

1. Adiós a los malos hábitos como el alcohol y el tabaco. Contribuyen a un deterioro de la salud que se refleja directamente en la piel.

2. Limpieza facial. Es el punto de partida en toda rutina facial y el más importante. Una adecuada limpieza sirve de acondicionamiento y preparación para una mejor absorción de los principios activos aumentando así su eficacia.

3. Dormir. Descansar las horas suficientes, entre 7 – 8 horas es fundamental para mantener, no solo un buen aspecto físico, sino también un bienestar mental.Es recomendable descansar boca arriba para que la sangre circule mejor favoreciendo el drenaje.

4. Evitar excesos de sal. Este tipo de potenciadores del sabor favorecen la retención de líquidos.

5. Llevar una alimentación equilibrada incluyendo frutas y verduras. Los alimentos naturales son los mejores para el organismo y repercuten en el estado de la piel. Ingerir productos sanos favorecerá tu aspecto físico.

6. Beber agua. En general se aconseja beber 1,5 litros al día pero en función de la actividad física y la genética de cada persona esta cantidad puede variar. Una buena hidratación de la piel refuerza su función barrera.

7 .Incluir activos antioxidantes, hidratantes, despigmentantes y descongestivos en el tratamiento de cuidado facial.

8. Ser constante.Los tratamientos específicos que refuerzan la vascularización y estimulan la circulación, requieren de al menos un mes para ver resultados. Hay que ser constante y aplicar el producto por la mañana y noche.