Los hombres ya pueden lucir un abdomen firme y conseguir la llamada “tableta de chocolate” sin esfuerzo y en tiempo récord.
Tras triunfar en EE.UU, llega a España la Liposucción de Abdomen con Diseño Muscular o Abdominal Hi Def de la mano de las clínicas Opción Médica, especializadas en Cirugía Plástica, Medicina Estética Avanzada y el Tratamiento de la Obesidad. Los objetivos de esta intervención son por un lado eliminar los acúmulos inestéticos de grasa localizada en abdomen y caderas y, por otro lado, definir los músculos rectos abdominales remarcando los límites de estos con las cánulas de liposucción, consiguiendo así la llamada “tableta de chocolate”, sin necesidad de realizar largas y tediosas sesiones de gimnasio.

El Dr. Jordi Zayuelas, responsable de la Unidad de Cirugía Plástica de Opción Médica y propulsor de esta técnica pionera a nivel nacional ya ha tratado a más de 50 pacientes con éxito. “La Abdominal Hi Def ofrece unos resultados muy satisfactorios. Gracias a que podemos simular las señales de los músculos, ahora prácticamente cualquier hombre puede lucir un abdomen musculado sin esfuerzo” afirma el Dr.

Características de la Liposucción de Abdomen con Diseño Muscular
La cirugía se realiza generalmente con anestesia general y local a nivel de abdomen y, si es necesario, la zona de los flancos. Al igual que en una Liposucción, es de carácter ambulatorio y se basa en la técnica aspirativa: mediante una cánula de punta roma introducida en el tejido graso se aspira la grasa localizada. Para marcar la musculatura abdominal, antes de la cirugía, el cirujano plástico solicita al paciente que contraiga los músculos para delimitar sus surcos naturales. Tras eliminar el tejido adiposo que dificulta la visión de los músculos y con la misma cánula, se perfilan las hendiduras que los separan.

“La grasa eliminada no volverá a reproducirse pero, sin embargo, aún quedarán células adiposas en la zona tratada capaces de aumentar su volumen y deformar la zona. Por eso es importante que el paciente comprenda la importancia de mantener unos hábitos alimenticios y de estilo de vida saludables tras la intervención.”, sentencia el Dr. Zayuelas.

Después de la cirugía, el paciente deberá llevar una faja especial durante todo el día a lo largo de aproximadamente un mes. Después solo de día o de noche durante unos 7 a 15 días más. El objetivo es limitar la hinchazón y contribuir a que la piel se readapte.

El resultado se hace visible al cabo de tres o cuatro semanas aproximadamente. No obstante, la hinchazón y el retraimiento de la piel seguirán mejorando a lo largo de un periodo de 3 a 6 meses y, a veces, puede alargarse incluso hasta los 18 meses.