Año tras año, en IML han constatado que regalar belleza en Navidad es una realidad cada vez más consolidada, ya que las ventajas de nuestros tratamientos médico-estéticos convierten el obsequio en una experiencia única que no deja indiferente a nadie.

1.       Exclusividad

Los tratamientos médico-estéticos de IML son realizados por médicos altamente cualificados, con el equipamiento terapéutico y tecnológico más avanzado y en un ambiente distinguido y confortable.

2.       Personalización

Su completa propuesta de opciones terapéuticas permite a sus médicos expertos asesorar al paciente sobre el tratamiento o combinación de tratamientos más adecuados en cada caso, tras un minucioso estudio de sus características individuales.

3.       Acierto

A todos nos gusta sentirnos bien con nuestra imagen, por lo que un tratamiento médico-estético es siempre un acierto y un regalo muy especial tanto para quien lo recibe como para quien lo entrega. Las Tarjetas de Regalo de IML permiten que los médicos asesoren a la persona que recibe el regalo sobre el tratamiento más adecuado para ella, por lo que el regalo siempre será acertado.

4.       Universalidad

La belleza y la salud son aceptadas con mucha satisfacción tanto por hombres como por mujeres, por lo que es un regalo unisex y para cualquier edad (por lo general, a partir de los 18 años).