La llegada del verano es el momento idóneo para eliminar la grasa de más acumulada en las cartucheras o los antiestéticos flotadores en lo hombres. La liposucción es la operación de cirugía estética más realizada en el mundo ya que, bien realizada, y aplicada en los casos en que se recomienda, los resultados son muy buenos, consiguiéndose un remodelado de la silueta permanente. La liposucción es una solución idónea para aquellas personas que presentan zonas con grasa localizada que no pueden eliminar de otra manera. El Dr Diego Tomás, director de la prestigiosa Clínica que lleva su nombre, te cuenta en 10 puntos todo lo que tienes que saber sobre este tratamiento quirúrgico. Dollarphotoclub_48244291

  1. La liposucción se trata de una intervención quirúrgica que debe realizarse en un centro con alta experiencia. Es muy importante que la liposucción se realice en un ambiente hospitalario con las máximas garantías y con un cirujano plástico con experiencia. Si tienes pensado realizar esta intervención, lo primero que debes hacer es asegurarte de quién, dónde y cómo la llevan a cabo.
  2. Existen varias técnicas para remodelar el cuerpo, pero la más segura y efectiva es la lipoescultura, ésta elimina el exceso de grasa corporal, ya sea conectada a un aspirador o a una cánula, ya que de esta manera se obtiene un resultado más proporcionado.
  3. Resulta de importancia destacar que, a pesar de que vayan saliendo nuevas técnicas para la eliminación de grasa, ninguna ofrece grandes ventajas. La liposucción láser, los ultrasonidos o la criolipólisis no son tratamientos mejores que la liposucción realizada por un cirujano con experiencia.
  4. Cuando decidas someterte a una liposucción es indispensable que acudas a un cirujano plástico, miembro de la SECPRE como garantía de formación.
  5. La liposucción no constituye en ningún caso un método de adelgazamiento. La liposucción se trata de un ‘’plus’’ a la hora de mantenerse en forma, ya que sirve para extraer una cantidad determinada de grasa que no se modifica con la dieta y amoldar el cuerpo. Por ende, nunca hay que olvidar seguir una buena dieta y unas pautas de ejercicio.
  6. La anestesia. La anestesia durante la liposucción dependerá de las zonas a tratar, pudiendo ser local, local con sedación o general y siempre controlada por un anestesista. Lo que recomiendan los expertos en este tipo de intervenciones es utilizar la anestesia general, especialmente si se tratan varias regiones. Por otro lado, la anestesia local puede ser dolorosa.
  7. Después de la intervención, es normal que aparezcan moratones y que se note un pequeño grado de inflamación. Ambas complicaciones desaparecen rápidamente si el paciente sigue las indicaciones pertinentes de su doctor.
  8. La liposucción no produce efecto rebote. Para que los resultados de la intervención sean los esperados, el paciente tendrá que cuidarse y de esta manera la grasa eliminada no volverá a aparecer e, incluso, los beneficios de la operación pueden durar toda la vida.
  9. La liposucción tiene muy buenos resultados en zonas más atípicas como tobillos, pantorrillas, pubis, rollitos de la espalda y brazos.
  10. En los últimos años ha aumentado la tendencia a utilizar la liposucción para marcar los abdominales.